sobre 100
Imagen de la película Scary Movie 5
Scary Movie 5
  • Cantidad de críticas: 29
  • Críticas favorables: 3/29 (10%)
  • Críticas desfavorables: 26/29 (90%)
  • Desviación: 20%
  • Puntaje IMDb: 3.5/10
  • Puntaje RottenTomatoes: 4%
  • Puntaje Metacritic: 11
  • Nombre original: Scary MoVie
  • Director: Malcolm D. Lee
  • País de origen: Estados Unidos
  • Clasificación: Apta mayores de 13 años
  • Fecha de estreno: 16/05/2013
  • Distribuidora: Energía Entusiasta
Scary Movie 5 se centra en la historia de tres bailarinas que además son grandes amigas. Todas ellas pasan a formar parte de una nueva producción a cargo de un director arrogante, distante, autoritario, y obseso sexual.
  • Cintia Alviti
    Cintia Alviti
    El Bazar del Espectáculo
    Si te gustan los parodias, mal que mal te vas entretener con Scary movie 5, pero te vas a quedar con ganas de reirte a carcajadas y de ver muchas más películas parodiadas ya que podían haber elegido una cantidad mucho mayor de entre las películas de terror que se filmaron desde el 2006 hasta hoy. La escena más divertida es la que está antes de los títulos de apertura, donde participan...
    Seguir leyendo...
  • Santiago García
    LA PESADILLA SIN FIN

    ¿Qué se puede decir de nuevo sobre una serie de parodias que desde su comienzo fueron mediocres y que, como era de esperarse, han ido agotando cada vez más sus propios escasos recursos? Asumamos, como mucha imaginación, que Scary Movie era una comedia aceptable. No lo era, pero para poder estudiar esta nueva entrega, pensemos que la medida es Una película de miedo (Scary Movie, 2000). Nacida como parodia de Scream –a su vez una forma compleja de parodia y película de terror- tenía una serie de ideas y un esfuerzo por parte del elenco que la convirtieron en un punto de inflexión en la historia de las parodias. Fue el comienzo del fin. Luego de Scary Movie vinieron sus secuelas y por otro lado otras parodias espantosas como Epic Movie, Disaster Movie, Date Movie, Vampires Suck, Superhero Movie entre otras (sí, entre otras!). La complejidad de las viejas parodias –nacidas casi con el cine mismo- que fueron de Max Linder a Mel Brooks desapareció sepultada por chistes urgentes, pegados a los últimos títulos taquilleros.

    Así, en Meet the Spartans, se mezcla una parodia de 300 con chistes sobre Borat, Kill Bill y hasta referencias al rapado de Britney Spears. Una parodia más de zapping televisivo que se cine. Cada año parece que la cosa empeora. En Scary Movie 5 esto queda clarísimo. Las parodias son tan coyunturales que algunos de los films que toma de base aun siguen en cartel. Así de rápida es la factura de esta serie. De la participación de los Hermanos Wayans –que han hechos bastantes porquerías desde entonces- en las primeras entregas ha quedado casi nada. Aunque se respetan algunas ideas de la serie.

    Todas las Scary Movie tienen un prólogo. Lo tienen porque lo sacaron de Scream. Y como en Scream ese prólogo está protagonizado por alguien famoso. En este caso Charlie Sheen y Lindsay Lohan. La parodia gira en esos minutos alrededor de Actividad paranormal y mil chistes sobre la vida privada tumultuosa de ambos. Otros prólogos tuvo la serie y funcionaron. Hacer una escena buena no debería ser tan complicado. Pero dos cosas descubrimos allí: primero que el presupuesto es bajo y la filmación berreta y segundo que el guión tiene todos chistes muy malos. Hasta el espectador más perezoso puede imaginar, mientras ve la película, mejores resoluciones para cada situación. Así de malo es el prólogo. Ni hablar del resto.

    Las películas parodiadas principalmente es Mamá (¡estrenada en enero del 2013!) y también El planeta de los simios y El cisne negro (sin comentarios). Pero otra película muy parodiada es Posesión infernal, estrenada en Estados Unidos hace un mes y medio. ¿En qué momento hacen la parodia? ¿Les lleva veinte días? Es absurdo. Pero más que absurdo es malo. El exitismo de los títulos elegidos para parodiar no es el peor defecto, es solo el síntoma. El desastre es lo que vemos en la pantalla. No perdamos más tiempo, aun para los parámetros de quienes creen que vale la pena pagar y pasar noventa minutos viendo algo así, esta película es insoportable. No la vean. No se van a reír, no se van a divertir.
    Seguir leyendo...
  • Pablo E. Arahuete
    Una parodia para odiar

    Más que parodiar Scary movie 5 es para odiar. Este juego de palabras sin ser brillante ni mucho menos es más eficaz que la galería de chistes insultantes al intelecto que conforman esta patética muestra de que se podía superar el nivel de mediocridad de las anteriores entregas.

    Lejos de la efectiva Una película de miedo (2000) que nació como parodia del éxito Scream todo lo que vino después para esta franquicia vergonzosa fue peor.

    En esta oportunidad la torpeza recae en las películas elegidas básicamente por su proximidad con los estrenos como es el caso de Posesión infernal, donde resulta tan obvio el gag recurrente con la convocatoria de la maldición que ya solamente eso vuelve a este adefesio cinematográfico irritante e insufrible.

    Casi noventa minutos de desperdicio en donde la figura de Charlie Sheen adquiere otro nuevo grado de patetismo y Lindsay Lohan parece recién llegada de una rehabilitación alcanzan para firmar el acta de defunción de un subgénero como el de la parodia y la sátira, al que el gran Mel Brooks honraba hace mucho tiempo y que en la última década ha sufrido las peores vejaciones y maltrato por culpa de películas como ésta.

    Mama, Actividad paranormal y El planeta de los simios son los blancos menos potables para hacer efectivo el recurso, así como El cisne negro donde la carencia de ideas es notable.

    Y si a eso le sumamos la constante apelación a la escatología completamos un mosaico deplorable servido en bandeja y que causa vergüenza porque ni siquiera arranca un vestigio de risa.

    Por la salud mental de los espectadores esperemos que esta vez sea la definitiva y no tengamos que volver a padecer productos infradotados y berretas como este o tantos otros que por fortuna no llegan a estrenarse.
    Seguir leyendo...
  • Fernando Alvarez
    Parodia con síntomas de cansancio

    La parodia a películas populares es nuevamente el móvil de esta quinta entrega de la saga que ya evidencia signos de cansancio y situaciones reiterativas, pero también un costado escatológico que divierte al público.

    Scary Movie 5 espía a realizaciones de terror como Actividad Paranormal (recientemente se vio ¿Y...dónde está el fantasma), Mamá y Posesión Infernal , además de otras producciones ajenas al género como El origen del planeta de los simios y El cisne Negro.

    Acá el descabellado argumento une las aristas de todas estos relatos para centrar su atención en la pareja formada por Dan (Simon Rex) y Jody (Ashley Tisdale) quienes perciben una extraña actividad en su casa luego de llevar a las hijas del hermano de Dan, que estuvieron abandonadas en el bosque. El fantasma de la madre de las pequeñas irá apareciendo paulatinamente y sembrará el terror en el hogar de la bailarina de danza clásica y del investigador de monos.

    Deshilvanada, construída a manera de sketches sin demasiada gracia (a excepción del comienzo en el que participan Charlie Sheen y Lindsay Lohan como ella misma, con referencia a sus continuos arrestos), la película no acierta en sus gags ni en sus referencias a fiestas al estilo Ted. La trama se desarrolla a los tropezones, y sin sorpresas, entre simios, vómitos, un fantasma que se desliza por la casa, bailarinas clásicas haciendo hip hop y niñas salvajes. No más que eso.
    Seguir leyendo...
  • Lucas Rodriguez
    Lucas Rodriguez
    Cinescondite
    Lo que alguna vez fue divertido en la saga Scary Movie ha desaparecido completamente. Lejos quedó la parodia original de la primera entrega o la reinvención del humor absurdo en la tercera parte, gracias a la dirección de David Zucker. Este supo entretener en los años '80 a la platea con sus inolvidables Airplane!, Top Secret! y la brutal The Naked Gun, pero tal parece que su toque humorístico ha ido desapareciendo con el tiempo. Scary Movie 5 es un título pobrísimo, que apela a engañar a su propia platea insistiendo en figuras escandalosas del medio y en parodias a media cocción de recientes películas de horror que nunca terminan de funcionar.

    Scary Movie 4 era mala pero tenía buenos momentos gracias al candor incansable de Anna Faris. Aquí tenemos una especie de reimaginación del personaje en la jovial Ashley Tisdale y, aunque el material del guión de Zucker es preocupante, al menos Faris hubiese salido airosa. La ex High School Musical no es la veterana humorista y la química con la nueva mejor amiga negra -Erica Ash- es inexistente. Regina Hall tampoco se hace presente, por lo que ese asomo de gracia entre las dos protagonistas, nunca aparece. Las parodias principales de esta maldición de película son la ya gastada Paranormal Activity, Mama y Black Swan. Sin ánimos de defender, la reciente A Haunted House hizo un mejor trabajo parodiando a la saga del found footage, aún siendo una película mala.

    ¿Tiene algo de gracioso que todo el tiempo, cuando se agotan los pocos trucos bajo la manga del film, se nos recuerde a figuras polémicas del ambiente? Desde la escena inicial con Charlie Sheen y Lindsay Lohan -prometía la unión y nada- hasta los guiños a Fifty Shades of Grey, Honey Boo Boo y Tyler Perry's Madea, Scary Movie 5 parece un mal rejunte, una de esas producciones que nunca llegarían al cine a menos que el sólo nombre de la saga pudiera atraer a algún incauto a la sala. ¿Recuerdan las Epic Movie, Superhero Movie, Date Movie? Bueno, en ese nivel y aún más bajo está esta quinta entrega, que mancilla el nombre de lo ya mancillado. ¿Se puede caer más bajo que esto? Pregúntenle al director Malcolm D. Lee cómo se hace.

    Que una película como Scary Movie 5 llegue al fin de sus 86 minutos de metraje es una bendición por partida doble. Primero porque ha terminado el sufrimiento, pero en segundo lugar, para ver los bloopers en los créditos, el momento en el que esta se vuelve divertida. Un detalle que llama la atención en el peor sentido, que lo mejor venga cuando todo ha terminado.
    Seguir leyendo...
  • Fernando Sandro
    Fernando Sandro
    El Espectador Avezado
    El primer problema, y la primer alarma de sospecha, que encontramos en "Scary Movie V" es una cuestión de fechas. El lineamiento principal de su argumento se centra en parodiar al reciente film de horror "Mamá" que se estrenó originalmente en enero de este año, y la película que concierne a esta reseña se estrenó en su país en abril, a menos de cuatro meses; eso mismo sucede con algunos chistes de actualidad muy reciente como los referentes a los Premios Oscar o el baile colectivo Harlem Shake, lo cual hace presuponer que la película se planeó, filmó y editó en un plazo menor al antes mencionado. Esto ya nos va dando una idea sobre lo que estamos por ver.
    La franquicia Scary Movie tiene el dudoso honor de haber impuesto nuevamente a los films de parodia, es más hasta colocó su nombre al que otros copiaron cambiándole el “género” y manteniendo el “movie”. Lo llamativo, para quienes no disfrutamos de estos productos, es que uno siempre imagina con cada entrega que se llegó hasta un piso determinado, pero siempre estos productos tienen la peculiaridad de contradecirnos y sorprendernos.
    Olvídense de las cuatro anteriores, esta no mantiene ninguna relación, ni siquiera se mantiene al personaje de Cindy (antes Anna Faris) que era lo que antes mantenía la lógica de las secuelas.
    El film comienza con la escena de Charlie Sheen (que ya participó en la tercera película componiendo un personaje) y Lindsay Lohan interpretándose a sí mismos y en un encuentro sexual, un ente o algo los posee, Sheen muere, Lohan desaparece, y hay tres hijos de Charlie (dos nenas y un bebé) que desaparecen en el bosque. Más tarde (escena siguiente) son encontrados por dos fumones en estado de cautiverio, y la policía convoca al hermano de Charlie Sheen (que no es Emilio Estévez) y a su novia (Simon Rex y Ashley Tisdale respectivamente) para que se hagan cargo de los críos, y una vez en la casa comienzan los sucesos paranormales.
    Mientras tanto, Jody (Tisdale) retoma clases de ballet lo que da lugar a parodiar "El cisne Negro", y Dan (Rex) realiza un estudio sobre inteligencia simia, sí, parodian a El Planeta de los Simios (R)Evolución. En el medio habrá miles de humoradas de toda clase, parodias a decenas de películas, y un ritmo desenfrenado como para ocultar debilidades.
    A su favor hay que reconocer que algún que otro chiste causa una sonrisa, la cuestión es que el resto es realmente preocupante. El efecto de gracia puede ser dispar, y hasta subjetivo, cada uno puede reírse de lo quiera, pero determinadas cuestiones sobrepasan y van más allá del buen o mal gusto (otro asunto subjetivo). En la catarata irrefrenable de un chiste detrás del otro, hay demasiadas referencias a temas escabrosos, gags sobre discriminación abierta de todo tipo y más que nada violencia y sexo infantil, entre otra clases de temas escabrosos. Ya no es cuestión de morales altas, bienvenido sea el humor incorrecto, pero hay determinados puntos que simplemente no pueden ser graciosos.
    Sin lugar a dudas estas películas tienen su público fiel y esta franquicia demostró ser exitosa, a ellos va dirigida esta nueva entrega, y si gustan de ellas no saldrán decepcionados, en definitiva copian una fórmula que demostró ser tan efectiva como inoxidable. Este público ávido estará de para bienes, "Scary Movie V" fue hecha a su medida.
    Seguir leyendo...
  • Adolfo C. Martinez
    Desde hace bastante tiempo los productores norteamericanos hallaron un gran filón en la repetición de fórmulas que toman historias humorísticas (casi siempre las mismas) y las convierten en alocados entramados cada vez más carentes de gracia y de ingenio. Esta quinta entrega de Scary Movie es un cabal ejemplo de ello. Aquí una joven y feliz pareja formada por Dan y Jody comienza a percibir una extraña actividad en su hogar tras la llegada de unas sobrinas, que han pasado tres años de soledad en el bosque. Cuando el caos se apodera de la vida profesional de Jody como bailarina clásica y la de Dan como investigador de monos, ambos llegarán a la conclusión de que son acosados por el siniestro fantasma de la mamá de las pequeñas. Con la ayuda de expertos y cámaras, el matrimonio hará todo lo posible para deshacerse de esa presencia demoníaca.

    Los guionistas -entre los que se halla David Zucker, el mismo que hace medio siglo realizó la saga de La pistola desnuda intentaron divertir parodiando films de terror como Mamá, Ac tividad paranormal , El origen o El planeta de los simios . Pero el resultado, pese al esfuerzo del director Malcom D. Lee, es muy pobre, una serie de disparates sin gracia, en escenas de dudoso gusto y en reiteraciones de chistes. El elenco que apela a morisquetas y tics presuntamente cómicos, mientras que los rubros técnicos no escapan a la mediocridad
    Seguir leyendo...
  • Ezequiel Boetti
    Ezequiel Boetti
    Página 12
    Refrito de los últimos hits de terror

    Charlie Sheen y Lindsay Lohan encamados mientras comparten los avatares de sus penurias públicas. El, cara impertérrita masificada desde la serie Two and a half men, está dispuesto a filmar una –otra– jornada de sexo desenfrenado. Ella, estrenando en pantalla grande un rostro flamante, uniformizado por el botox y el bisturí, se preocupa ante la futura difusión de un –otro– descoque. El asunto termina con una escena de cama narrada a puro fast forward alla Actividad paranormal, con él arrastrado de punta a punta de la habitación y una placa posterior que alerta sobre el fallecimiento y desaparición de su cuerpo. Cuerpo que sigue de parranda aun después de muerto, según se lee. Podría pensarse que esa secuencia inicial es la promesa de una comedia que hará de una metadiscursividad entre irónica y absurda su principal arma. Lo que no estaría ni bien ni mal, pero al menos sería algo. Vaya uno a saber por qué, Scary movie 5 elige limitarse al mero refrito de hits del cine de terror del último par de años, e incluso meses, esfumando cualquier atisbo de gracia.

    Es cierto que el dispositivo robemos-y-parodiemos se mantiene desde los inicios de la saga, allá por el 2000/01, cuando los hermanos Wayans constituyeron dos películas quizá no buenas, pero sí conscientes de sus objetivos. Esto es, elaborar una sucesión de guarrerías sexuales hilada por la torsión del furor del terror adolescente pos-Scream, Sé lo que hicieron el verano pasado y El proyecto Blair witch. Las dos entregas posteriores, ya con David Zucker (creador de La pistola desnuda) al mando, reorientaron el asunto hacia un delirio naïf simbolizado en el desoriente constante de Leslie Nielsen. Acá, en cambio, la apuesta es... ¿cuál?

    Dirigida por un tal Malcolm D. Lee (nombre más afroamericano, imposible) y con Zucker perdido en la nómina de guionistas, Scary movie 5 chorea a al menos una decena de films, con Actividad paranormal y Mamá como sus principales víctimas, pero también con situaciones de El cisne negro y El planeta de los simios: (R)evolución y Posesión infernal. Que dos de esos cinco nombres aún puedan leerse en la cartelera vernácula permite presuponer una facturación apurada y vaciada de cualquier tipo de reflexión, sensación que el film no hará más que validar a lo largo de casi una hora y media.

    Lee intenta construir un mosaico ultraveloz y vertiginoso. Intenta y no le sale: el resultado es una película cuyo carácter episódico se traduce en un in crescendo de incoherencia y deshilache que, para colmo de males, se autopresume gracioso, empecinándose en meter tres o más chistes por minuto, cada cual peor que el anterior. Lo único parecido a una bocanada de oxígeno es Molly Shannon, gran comediante y emblema de Saturday Night Live durante los últimos ’90, que aquí baila danza mientras chupa y fuma a lo loco. Es apenas un poquito de incorrección y gracia en un producto que no parece salido de un estudio de cine, sino de una máquina de hacer chorizo.
    Seguir leyendo...
  • Pablo Raimondi
    Parodia a las apuradas

    ¿Qué estarán pensando los hermanos Muschietti (Andy y Bárbara) gestores de Mamá-de lo más interesante en un año repleto de películas de terror- con esta quinta parte de Scary Movie? Aunque hace rato la sátira agota ideas (de las buenas y de las malas) no extraña que ambos géneros vayan de la manito hacia el abismo. Terror y parodia se inmolan juntas.

    Lo nuevo de Malcolm Lee (The Best Man, Undercover Brother) tiene su potencial en los primeros minutos, tira toda la carne al asador en la introducción de esta saga con el recuperado Charlie Sheen y la reincidente encarcelada Lindsay Lohan. ¿Dónde? Acertaron, en una habitación que “resalta” las proezas sexuales de la pareja con cámara rápida incluida y guiños hacia el mítico Leslie Nielsen.

    Luego comienza un devenir de gags forzados junto a otra parejita, Dan (Simon Rex) y Jody (Ashley Tisdale) quienes mezclan escatología -no excesiva aunque con fijaciones hacia los simios (¿?)-, un bebé atormentado (atención a cuando le queman el pelo), mutilaciones más gore (guiño a Posesión infernal) y dos niñas que tienen un espíritu maternal que las protege (Mamá): lo mejor.

    La película se enmarca dentro de una estructura ideal para la parodia, la de Actividad Paranormal 4, donde se ensañan con la fealdad de la niñera, y queda al descubierto la rapidez con que Scary Movie 5 se ensambló; un guión menos que discreto y una filmación veloz como hamburguesa de fast food. Tengamos en cuenta que varias de las películas satirizadas ¡aún siguen en cartel con pocos meses en la pantalla grande!

    Los invitados le dan un toque particular al filme, Marcus (el genial Snopp Dogg), que se arma un porro gigante mientras recorre el bosque y hasta un par de trompadas de Mike Tyson, quien se prende en donde lo llamen. Lo que cuesta entender es la referencia a El cisne negro y la concepción temporal de El origen con un logrado clon de Leonardo DiCaprio versión Ben Cornish. En fin.
    Seguir leyendo...
  • Jonathan Santucho
    Jonathan Santucho
    Loco x el Cine
    El funeral del humor.

    Usualmente, cuando un crítico agarra un estreno como base para anunciar la “muerte del cine”, conviene esperar una exageración hecha para la pura repercusión; la idea del fin del medio es ridícula, sin importar los vientos en contra. Pero si hay algo que se acerca a la demoledora naturaleza de ese término, debe ser el grupo de “parodias” estrenadas en los últimos años, dedicadas a regurgitar lo último que pasa por la boca popular, sin importar si es cine, televisión o puro chimento. El más reciente espécimen de esto es Scary Movie 5 (2013), la peor entrega de la franquicia que marcó el modelo a seguir para la masacre.

    No toda la serie fue tan mala, de todas formas. El primer film, lanzado en 2000 e ideado por los hermanos Wayans, sacaba un buen número de risas al tocar el mensaje y la respuesta del subgénero de terror adolescente (que en ese entonces era revolucionado por Scream y El proyecto Blair Witch) y mezclarlo con lo más grosero del humor stoner, que se trasladó en menor forma a la segunda parte. E incluso en las terceras y cuartas películas, cuando el director David Zucker (responsable de clásicos como ¿Y dónde está el piloto? y La pistola desnuda) tomó las riendas, quedaron pequeños rastros de la locura slapstick que antes funcionaba.

    Pero igualmente, la superficialidad y predictibilidad de los chistes fue aumentando con el paso del tiempo, lo cual culminó en esta abominación barata, que ni siquiera fija objetivos, decidiendo solo exhibir y reiterar una fórmula oxidada. Tomemos la primera escena, que se burla (si por burlar entendemos “imitar completamente la escena mencionada, pero terminarla con una flatulencia, un golpe en las partes bajas, un insulto o la aparición de un rollo”) de Actividad paranormal, al mismo tiempo que continúa la tradición de poner cameos famosos al inicio: en este caso, los desvergonzados actores son Charlie Sheen y Lindsay Lohan, quienes leen sin ganas o pasión chistes sobre sus escándalos públicos, las primeras de muchas ocurrencias gastadas que incluso podrían ser pensadas por un infante tras un rato de navegar en Internet. Y, sin embargo, esa escena es lo mejor de la película. Mala señal.

    El verdadero argumento (si se puede llamar así) arranca cuando las hijas de Sheen son encontradas tras haber pasado meses perdidas en el bosque, y se van a vivir con sus tíos. Es ahí cuando las seguirá una presencia fantasmal, que aterrorizará el nuevo hogar. Si están pendientes a la cartelera, seguro adivinaron que esa es la historia de Mamá, film estrenado hace cuatro meses. Y, como también deducirán, hay un problema con esto. En su lucha contra el esfuerzo, los realizadores solo agarraron estrenos de los últimos cuatro años, yendo de El cisne negro hasta la remake Posesión infernal (que se estrenó solo una semana antes de este film en Estados Unidos), y pasando por producciones ajenas al horror, al estilo de El origen y El planeta de los simios: (R)evolución. De paso, conocidos de la poca talla de Snoop Dogg y Mike Tyson, así como estrellas de realities que jamás llegaremos a mirar, pasan a buscar sus cheques, e incluso se menciona al hit literario de ventas 50 sombras de Grey. ¿Qué tiene esto que ver con algo? Nada. ¿Cuál es la gracia? Ninguna.

    Si los chistes tuvieran astucia, timing o actores que no pestañearan a la cámara (cuanto les faltó aprender de Leslie Nielsen), se perdonaría la falta de estructura. Pero con la dirección de Malcolm D. Lee, el resultado final es una floja serie de episodios filmados a último momento con la calidad de un producto mandado directo a DVD, que rehace los mismos pasos una y otra vez hasta el cansancio y más allá.

    Al ver este film es inevitable pensar en en el efecto del tiempo. Así como sus chistes, Scary Movie 5 pronto se hundirá en el vacío del olvido. Tal vez sea al minuto de salir de la sala, tal vez sea un mes después, tal vez sea un año. Considerando que es un producto vago, barato y completamente libre de risas y da vergüenza ajena, el destino efímero suena bastante bien.
    Seguir leyendo...
  • Alexis Puig
    Alexis Puig
    24 x Segundo
    Si, la propuesta suena reiterativa, y lo es, esta nueva entrega de la serie que parodia cintas de horror vuelve a valerse de todos los tópicos y clichés explotados ya hasta el hartazgo, para generar un verdadero bodrio fílmico que no logra hacer esbozar una sola sonrisa durante todo el metraje.
    Y eso que el filme arranca bien, con un prologo en el Charlie Sheen y Lindsay Lohan se ríen de sus propias desgracias. Pero después todo termina en los clásicos chistes escatológicos, sexistas y de mal gusto que nunca logran ser efectivos. Hay referencias a “Mamá”, “Actividad Paranormal”, “Cisne negro” y “Posesión infernal”. Una comedia que, y no es un juego de palabras, como tal resulta un espanto.
    Seguir leyendo...
  • Hugo Zapata
    Hugo Zapata
    Cines Argentinos
    En el pasado Charlie Sheen hizo filmes de parodias memorables como Hot Shots 1 y 2 que las ves hoy en la televisión y te hacen reír.
    Su presencia en esta innecesaria entrega de Scary Movie podía haber hecho más llevadera la película pero ni él pudo salvarla de tanta mediocridad.
    El film que no está conectado con ninguna de las entregas anteriores es un collage de situaciones estúpidas que no dan gracia ni logran presentar una buena parodia de las películas que burlan.
    Queda claro que David Zucker, productor y guionista de esta producción, quien en el pasado, brindó joyas como Super secreto y la saga de La pistola desnuda perdió la magia y ya no puede crear situaciones desopilantes como hizo con sus películas clásicas.
    Las cargadas trilladas a filmes como Actividad paranormal, El cisne negro, Mamá, Evil Dead e Inception son malísimas y salvo que veas el film drogado no te hacen reír.
    El guión y los chistes son extremadamente mediocres y por eso la película no funciona.
    Al ver Scary Movie 5 es evidente que el subgénero de las parodias está completamente muerto en la actualidad y ni siquiera David Zucker puede cambiar esta situación.
    La escena en que se parodia a El cisne negro zafa un poco entre tanta estupidez, pero después no hay grandes momentos por los que valga la pena pagar una entrada para ver esto.
    Scary Movie hace muchos años que ya no da para más y esta entrega lo vuelve a demostrar.
    En la cartelera tenés opciones mejores para aprovechar la entrada de cine.
    Seguir leyendo...
  • Matías Lértora
    Matías Lértora
    Cines Argentinos
    Hasta que aparezca alguien con una idea fresca e innovadora el cine estilo parodia autorreferencial está acabado.
    Lo que en un momento llegó a ser muy bueno y muy gracioso –la primera entrega en el año 2000- cayó preso bajo su propia fórmula y sin buenos augurios por delante.
    Y ahí es donde radica la mayor bronca, la aniquilación de un producto que supo cumplir. Cuando los hermanos Wayans iniciaron la franquicia hace ya casi quince años nadie daba dos mangos antes del estreno y de la noche a la mañana se convirtió en un gran éxito.
    La secuela (2001) fue muy digna y cuando David Sucker tomó las riendas en el 2003 le inyectó nuevo aire y logró, incluso, que la cuarta parte sea mejor que la tercera.
    La cinta que llega hoy a la cartelera logra arrancar solo algunas risas pequeñas y nada más. Y al igual que el film ¿Y dónde está el fantasma? que se estrenó hace poco más de un mes se nota la falta de talento detrás de cámara.
    El responsable en esta oportunidad es el director Malcom D. Lee, quien es el primo de Spike Lee, lo que hace evidenciar con claridad donde se fueron los buenos genes en esa familia.
    Tomando como base la gran película de terror Mamá, estrenada a principios de año, y parodiando otros éxitos recientes, el espectador va a estar esperando que la próxima escena sea mejor de la que ya ha visto y lamentablemente esa espera va a durar toda la película.
    Realmente se extraña el protagónico de Anna Farris ya que la ex High School Musical Ashley Tislade no logra igualar sus muecas y salidas.
    Y si bien fue un acierto de los productores incluir a Charlie Sheen y Lindsay Lohan, más aún porque se hacen varias referencias a las problemáticas vidas privadas de los actores, solo están en una escena. Lo que podría fácilmente denunciarse por publicidad engañosa porque si uno ve el poster se vende como que la película está protagonizada por ellos.
    En cuanto al resto es más de lo mismo que se vio en Epic movie (2007), Superhero Movie (2008), Disaster Movie (2008), Meet The Spartans (2008), etc, que fueron los últimos clavos en el ataúd de este tipo de films.
    Más allá de esta crítica, el gusto cinematográfico es muy subjetivo más aún en el humor, no todos ríen con lo mimo y es por ello que seguramente muchos la pasarán muy bien con Scary Movie 5 siendo los grupos de amigos numerosos los que generen un buen clima dentro de la sala.
    Para los que disfrutaron ¿Y dónde está el fantasma? este estreno les parecerá una obra maestra, los que la odiaron reconocerán que no es una pésima propuesta como aquella pero tampoco encontrarán algo grandioso.
    Y los que estén hartos de este tipo de cine, lo mejor será que miren hacia otro lado de la cartelera.
    Seguir leyendo...
  • Lucía Agosta
    Lucía Agosta
    EscribiendoCine
    Otra vez sopa

    Cuando parecía que las películas de la saga de Scary Movie habían cumplido un ciclo, llega Scary Movie 5, para continuar parodiando a los films más taquilleros de los últimos años con el peor de los gustos.

    Luego de la extraña desaparición de su hermano Charlie (Charlie Sheen), (Simon Rex) y su novia Jody (Ashley Tisdale) deciden adoptar a sus tres pequeñas hijas, quienes son encontradas en una casa en el bosque bajo condiciones precarias y que como consecuencia de esto, han adoptado actitudes salvajes. Desde la llegada de las niñas, Jody comienza a percibir ruidos extraños, y sospecha que pueda tratarse de un espíritu maligno.

    Siguiendo con el mismo esquema del resto de la saga, Scary Movie 5 arma una estructura narrativa a partir de las historias de dos de los films parodiados: en este caso se trata de Actividad Paranormal (Paranormal Activities, 2007) y Mamá (2013), y dentro de la línea narrativa principal se introducen secuencias que buscan parodiar a El Cisne Negro (The black Swan 2010), El planeta de los simios (R) Evolución (Rise of the Planet of the Apes, 2011), El Origen (Inception, 2010) y La cabaña del terror (The cabin in the Woods, 2011).

    En la primera escena, Charlie Sheen y Lindsay Lohan realizan una parodia de si mismos, a través de diálogos relacionados a sus problemas con la ley en los últimos años. Si bien algunos de estos gags pueden resultar divertidos, al igual que la presencia de ambos en escena, el recurso de auto parodiar a estos actores está muy visto e, incluso, es el tema central en la nueva serie de Charlie Sheen, Anger Management. Además poco ayudan las apariciones de los cantantes Usher y Snoop Dog. Más bien se ven descolocados y hasta como si se hubieran agregado escenas solo para que participen, y restan los bloopers que aparecen después de los créditos.

    Se destaca Morgan Freeman ejerciendo el rol de narrador a través de una voz over. A este actor lo hemos escuchado como el narrador de incontables películas de género dramático, y esto provoca un efecto cómico inesperado. Podemos afirmar de hecho, que este es el único efecto cómico inesperado en todo el film.

    El problema de Scary Movie 5 surge cuando se recurre a todo lo que pueda generar la risa fácil, principalmente a través del gag visual. Entonces se presencian caídas, en donde lo único que varía es que los personajes se lastiman en distintas partes del cuerpo cada vez, persecuciones, (incluso algunas similares a las que se veían en las películas de Buster Keaton o de Charles Chaplin), nuevos golpes en nuevos lugares, más caídas, y por supuesto, siempre queda espacio para lo chabacano.

    En la primera Una película de miedo se había conseguido un mejor producto, en primer lugar, porque el objeto de lo parodiado era lo que el propio título de la película indica: Películas de miedo, y no una selección (que además parece completamente arbitraria) de películas que han sido taquilleras en los últimos cinco años. En segundo lugar, porque formó parte de la novedad de ser la primer película que buscaba parodiar películas de horror.

    En sus incontables intentos por provocar gracia, se termina por conseguir algunas risas, pero después de una hora de película Scary Movie 5 se torna intolerable y reiterativa hasta el cansancio.
    Seguir leyendo...
  • Diego Curubeto
    Diego Curubeto
    Ámbito Financiero
    “Scary Movie” agotó su fórmula

    La nueva "Scary MoVie" (con V mayúscula por el número 5) lleva a la franquicia a nuevos abismos de falta de comicidad, y realmente esta vez no se nota por ningún lado la mano de David Zucker (productor y guionista) alguna vez creador de formidables comedias paródicas como "¿Y donde está el piloto?" y "Top Secret". Lo único divertido es el prólogo,un sketch ultratonto con Charlie Sheen mostrando su equipo para filmarse teniendo sexo, lo que consuma con Lindsay Lohan a velocidad rápida, como en los viejos programas de Benny Hill.

    Al menos hay que agradecer que las parodias no se limiten a burlarse de las películas de fantasmas capturados en video como vienen haciendo otras comedias recientes. En cambio esta "Scary Movie" de quinta se las agarra con títulos bastante recientes como "Mama" y la nueva remake de "The Evil Dead", además de la ultima versión de "El planeta de los simios" y, más extrañamente, "El cisne negro".

    Los chistes son malos, a veces penosos, y ni siquiera con la mínima duración de 85 minutos, el director Malcolm D. Lee logra que la proyección no parezca interminable. Como es de esperar, hay algunos cameos de gente famosa como Mike Tyson y el rapper Snoop Dogg, pero estas apariciones especiales tienen tan poca gracia como todo el resto. Una película de terror que no asusta puede dar risa, pero no hay nada más triste que una comedia que no hace reír, y lamentablemente éste es uno de esos casos.
    Seguir leyendo...
  • Isabel Croce
    Isabel Croce
    La Prensa
    Una humorada de escaso nivel

    El filme trata de hacer una parodia del filme "Mamá", pero logra simplemente una humorada bastante grosera, sin ninguna imaginación, abundante en elementos de mal gusto, alguna escatología y chistes que, muy pocas veces, despiertan risa.

    Serie cuyo tipo de público es difícil catalogar, "Scary Movie" parecía desaparecida de la cartelera cinematográfica hace años. Pero reaparece con una parodia de la película "Mamá", quizás aprovechando el reciente éxito cinematográfico del argentino Andrés Muschietti.
    Una pareja joven integrada por Dan y Jodi, deciden adoptar a las pequeñas hijas de un hermano de Dan, que desaparecieron luego de una tragedia familiar. Criadas como niñas salvajes en medio del bosque, en una cabaña solitaria, las chicas son llevadas a casa de la pareja, a pesar de que la condición de rockera y aficionada a las drogas de Jodi podría ser un obstáculo. A partir de ese momento parece que un espíritu invade la casa y todo se trastorna.
    El filme trata de hacer una parodia del filme "Mamá", pero logra simplemente una humorada bastante grosera, sin ninguna imaginación, abundante en elementos de mal gusto, alguna escatología y chistes que, muy pocas veces, despiertan risa.
    También se recurre a burlarse de filmes como "Actividad paranormal" y "El planeta de los simios", en el mismo bajo nivel, con incursión en videos olvidados por anteriores dueños de la casa, que también sufrieron invasión de espíritus satánicos o apelación a libros mágicos que pueden ayudar en este tipo de emergencia. Absurda, tonta, con algunos recursos formales de cine mudo, el filme no despega y quizás sea un poco más efectivo en su primera parte.
    Seguir leyendo...
  • Adrián Cañete
    Adrián Cañete
    Cinematiko
    Scary Movie siempre ha sido la peli de referencia cuando hablamos de parodias. En el año 2000, cuando se estreno la primera entrega, fue una propuesta interesante el hecho de reirse de otras pelis. En ese momento se hacía risas principalmente de SCREAM, de Wes Craven, film sobre el cual la saga saca su titulo (SCARY MOVIE iba a ser el titulo original de SCREAM pero fue descartada por su director).

    Dado el éxito de la primera, se vino una segunda (2001), una tercera (2003) y luego una cuarta (2006). Para este momento ya estabamos un poco cansados de lo que podía dar la saga, no solo porque los chistes ya eran trillados, sino porque otras películas parodias -de las cuales se hicieron mil- ya nos habían cansado un poco. Aún así, bajo cualquier panorama predecible, llega una quinta entrega a cartelera.

    La historia principal del film se desprende de MAMA -éxito dentro del género terror dentro de los Estados Unidos- cuando Jody y Dan (Ashley Tisdale y Simon Rex) reciben un llamado informándoles que habian encontrado a sus sobrinas perdidas en una cabaña en el bosque. A partir de ahí ellos deciden hacerse cargo de los niños y se mudan a una casa que tiene un circuito de cámaras dispuesto para poder controlar el comportamiento de las niñas. A través de ellas mismas seremos testigos de lo que sucede en casi todo el film. A partir de ahí se desprenden historias que porodian a ACTIVIDAD PARANORMAL, EVIL DEAD, EL CISNE NEGRO, EL PLANETA DE LOS SIMIOS: (R)EVOLUCIÓN y algunas otras.

    Desde un principio, con el gag de Charlie Sheen y Lindsay Lohan, nos ponemos a tono respecto a la peli y, de entrada, notamos que lo que tiene para dar no es para nada entretenido. De ahí en adelante el film viene completamente en picada, sin posibilidad de salvación. Si bien muchos chistes “podrían” sacarte una carcajada, probablemente lo hagan de forma leve y termine siendo absorbido por la ganas de irte que vas a sentir en ese momento, y que seguramente sentirás durante toda la película.

    Una de las grandes cosas que le falta a este film -aparte de un buen guión- es Anna Faris quien se hizo a partir de la saga e hizo a la saga. Al parecer inteligentemente decidió no volver y toma su lugar en el papel principal femenino Ashley Tisdale, la cual no llega a ser lo que era Faris. ¿Y de Simon Rex que podemos decir? No podemos entender como se sigue prestando para estas cosas.

    La verdad es que SCARY MOVIE 5 termina siendo una decepción (esperada) desde el principio al fin. Asi que mi recomendación para todo aquel que lea esta crítica es que guarde su dinero o vaya a ver otra cosa. Aquello que busca no lo va a encontrar, y preferible no arriesgarse antes de aguantarse tal aburrimiento. En sintesis: Si realmente la quiere ver, véala en casa.
    Seguir leyendo...
  • Juan Francisco Gacitua
    A la nobleza de un chongo fílmico

    A comparación de otras franquicias también oxidadas, Scary movie goza de una distribución de tiempo más aireada entre sus regresos: son cinco películas en trece años, mientras El juego del miedo metió siete en seis años, y Rápido y furioso llega a la misma cantidad, doce años después de su primera entrega. Siempre honestas y concretas, ninguna se distanció intencionalmente de un rol de infantería comercial, saliendo a garronear taquilla con premisas y finalidades simples, como la risa, el cagazo y las feromonas de personas sin mayores pretensiones hacia una película.
    Quitando la sorpresa de su propia aparición, y la primicia en las parodias (esto a mano de los memes y gifs), Scary movie no pierde demasiados atributos en su reaparición. Ninguna película de la serie quiso que sus bromas escarbaran más allá de la vuelta payasesca al guión de la película parodiada, la provocación de momentos políticamente incómodos y la artillería de buenos one-liners, chistes físicos/escatológicos y apariciones ingeniosas de estrellas y actores con mayúscula (quizá No es otra tonta película americana fue la única en discutir conscientemente clichés de guión y actuaciones en el terror mainstream). Entre tantos intentos, el “what’s up?” extendido y fumón es hoy cultura popular básica, y personalmente muero por la parodia a 8 Mile en la tercera entrega, un ensamble compacto y potente de todas las cualidades que tuvieron las partes anteriores.
    Así es que el desastre de Scary movie 5 se debe a dos cuestiones simples como repetición y austeridad. La oferta humorística recae demasiado en la torpeza física de los personajes, las referencias están gastadas (excepto por el guiño a Cincuenta sombras de Grey), las participaciones estelares quedan aisladas e impedidas de entrar y salir del argumento con mejor ritmo e incluso la vuelta hace extrañar a las dos actrices presentes hasta la cuarta entrega, Anna Faris y Regina Hall. Mención especial a la vuelta de tuerca lésbica al chiste de la representación del polvo con objetos y momentos cotidianos.
    Es impertinente quejarse o esperar que Scary movie 5 alcance cierta altura artística: la película sigue llenando el cine, en 2013 y a cuarenta y cinco pesos la entrada, y realmente nunca nos exigió demasiado como espectadores. La relación es simétrica.
    Seguir leyendo...
  • Gustavo Castagna
    Gustavo Castagna
    Tiempo Argentino
    De cine, sólo tiene los fotogramas

    La quinta entrega de esta saga que parodia las películas de terror casi no tiene argumento ni guión posible de describir. Los mediáticos y revoltosos Sheen y Lohan cuentan sus desventuras y se ponen al servicio de la nada.

    Bienvenidas las parodias a los géneros, también las sátiras. Bienvenida esa mirada irónica sobre los monstruos del terror que inauguraran La danza de los vampiros y El joven Frankenstein. También, algunas de las torpezas con Leslie Nielsen de protagonista en los años 80 y, más tarde, Scream de Wes Craven, película fundamental para comprender al terror reciclado e intertextual y al espectador adicto al género. Pero la saga Scary Movie plantea otra clase de interrogantes en relación al cine y al público fanático del terror de la última década. Definir al quinteto de cintas como estúpidas podría llegar a confundir el término, como si se sonriera con culpa ante tanto desatino estético y temático. Está bien, digamos que la primera zafaba con un par de chistes elementales y porque Scream estaba aun cerca y se había convertido en una película de culto para una generación. Pero la saga continuó y ahora presenta una acumulación definitiva de gags torpes, humor invadido por la estupidez, acumulación de escatología en versión gratuita y una forma de concebir una película que sería reprobada durante los primeros meses en una escuela de cine.
    Es complicado hablar de un argumento, historia o relato al ver Scary Movie 5, que empieza con Charlie Sheen y Lindsay Lohan hablando de sus propios revientes en un prólogo que pierde intensidad al poco tiempo. Y eso que dura menos de diez minutos.
    Es muy difícil saber qué pasa dentro de un estudio de Hollywood cuando se reúne un grupo guionistas para elaborar algo parecido a un guión como el de Scary Movie 5. Aclaremos que se puede hacer un cine idiota –hay varios ejemplos en cualquier época– pero si a esa idiotez se la multiplica en noventa minutos, los resultados terminan siendo más que penosos. Además, la cinta toma referencias de películas muy cercanas como Mamá, Actividad paranormal y El planeta de los simios, es decir, materiales exhibidos anteayer, buenos o malos, cuestión que habla de las pocas o nulas ideas que surgen en esta clase de sagas. También se invoca a El cisne negro, de manera lamentable, con un par de gags, supuestamente, eficaces. En Scary Movie 5 se filma una película dentro de la película, pero esto no importa demasiado, ya que el propósito queda expresado desde el minuto inicial: hacer algo que está a años luz del cine. Y se logra, de manera apabullante.
    Seguir leyendo...
  • Jonathan Plaza
    Jonathan Plaza
    Función Agotada
    Por favor... BASTA!

    Finalmente lo que se preveía desde el trailer de esta Scary Movie 5 se confirmó. Lo que fue el peor trailer en lo que va del año anticipó lo que es el peor estreno en lo que va del año (y eso que competía en este galardón con ¿Y Dónde está el Fantasma?).

    La fórmula de la saga Scary Movie se agotó hace rato, más precisamente luego de la primera, sin embargo, aún las anteriores contenían algo tan básico como una historia. Más allá de resultar divertidas o paupérrimas, con referencias paródicas logradas o vergonzosas, tenían un hilo conductor que de alguna manera cosía las escenas que hacían referencia a las películas elegidas. Acá la historia no aparece, todo parece un zapping entre parodia y parodia.

    La cartilla de films usados en este caso deja ver el tiempo de pre-producción que tuvo el film sobretodo en cuanto a guión. Parodiar a Mamá (sería en este caso el argumento troncal si es que lo hay) siendo que se estrenó en Enero de este mismo año y hacer referencias a Posesión Infernal estrenada hace menos de dos meses en Estados Unidos da cuentas que hicieron el escrito en tres días e inmediatamente salieron a rodarla en digamos, cinco días más. Los resultados están a la vista, nada cierra por ningún lado. Si dentro de todo este sinsentido la película aunque sea resultara graciosa tal vez podría defenderla desde algún punto pero la realidad es que los gags hablan de un grado de subestimación intelectual hacia el espectador que resulta ofensivo. Es increíble que este film exista y por otro lado es difícil de comprender que se haya gastado dinero en realizarlo.

    En este malogrado collage hay lugar para chistes sobre estereotipos que incluyen chistes sobre negros, chistes sobre latinos y chistes sobre lesbianas, todo con el grafismo más absoluto y el asesinato total y definitivo de la sutileza. También hay situaciones en cámara rápida y con fotogramas faltantes a lo Benny Hill. "Debe ser en cámara rápida, al público le gusta porque es divertido" sentenciaba Homero Simpson cuando editaba una película junto a Mel Gibson. Creo que se entiende hacia dónde va la referencia.

    Decir que Scary Movie 5 es una película que debería haber ido directo a DVD sería una falta de respeto al formato hogareño de mi parte. Scary Movie 5 es un insulto al cine y como amo el cine pido a los responsables, por favor... Basta!
    Seguir leyendo...
  • Daniel Santos
    Daniel Santos
    La Voz del Interior
    Una mala parodia de sí misma

    Si hay una buena seguidilla de títulos de terror (al menos popular), no tardará en llegar la parodia de cada temporada. La saga de Scary Movie llegó al quinto título, pero más que a su techo llegó al fondo del abismo. Lejos de refrescarse, la franquicia demostró que está definitivamente terminada, muerta a menos que reviva como un zombie para la VI: si algo debe temer una película de este subgénero, es no ser graciosa. Scary Movie V no lo es, definitivamente.

    Tiene en el arranque una buena escena paranormal con dos "normales" fetiches del Hollywood del reviente, Charlie Sheen y Lindsay Lohan, que se burlan de sí mismos. Hacen gracia de sus adicciones, de vivir recurrentemente en manos (y esposas) de la policía, protagonistas de incidentes varios y, en el caso de él, adicto al sexo compulsivo. "Mi vida privada es privada", le advierte ella cuando él intenta grabarla teniendo relaciones.

    Aunque las humoradas son efectivas en esos pocos minutos de largada, ni están cerca de sorprender: el guión de Anger management en el que los mismos actores tienen un romance y se burlan de lo que son, o lo que todos dicen que son, es muchísimo más inteligente y mejor logrado que este sketche. El género de la parodia está en evidente decadencia (las últimas de superhéroes, épicas o de desastres fueron muy flojas), y esta serie de humor le pone la lápida que parece definitiva, hasta que alguien aparezca con renovadas ideas.

    David Zucker, que alguna vez hizo gala de su gran ingenio con Supersecreto o La pistola desnuda, acá echa mano en el guion a la fórmula repetida de escatología y chistes obvios y para nada graciosos. Cualquier parodia de cualquier programa de tevé es muy superior a esta película, que desaprovecha a Sheen y Lohan, a Ashley Tisdale (la carismática Sharpay Evans en la saga adolescente de High School Musical y su película propia La fabulosa aventura de Sharpay), o Snoop Dogg.

    Scary Movie V, con sus referencias a Mama, Actividad paranormal o El cisne negro, ya no es una película que pretende colgarse de los éxitos del cine de terror sino una parodia, malísima, de sí misma.
    Seguir leyendo...
  • Susana Salerno
    Un film bien pochoclero que sin duda hará reír a sus seguidores.

    Esta nueva entrega es del productor David Zucker, guionista de esta producción, que además dirigió los films: “La pistola desnuda (1988); “La pistola desnuda 2 1/2: El aroma del miedo” (1991); entre otras. Aquí la dirección está a cargo del actor, director de cine y guionista americano Malcom D. Lee (43) que ha dirigido: "El mejor amigo del novio" (1999); y "Bienvenido a casa, Roscoe Jenkins" (2008); entre otras, además es el primo del director de cine Spike Lee.



    Quienes aparecen en la primera secuencia son: Charlie Sheen y Lindsay Lohan, ellos se encuentran en una habitación y en otros lugares de una casa, con varias cámaras a su alrededor, surgen varias situaciones divertidas, con diálogos ingeniosos, siempre presentes las fuerzas paranormales, entre otros contextos pero sin duda ellos son el marketing del film.



    La historia comienza con una joven y feliz pareja Dan (Simon Rex "Scary movie 3: No hay dos heno pecado 3",2003; "Scary movie 4 - Descuartizados de miedo", 2006) y Jody Sanders (Ashley Tisdale, "High School Musical", 2006), ellos descubren extrañas situaciones en su hogar después que encontraron a sus sobrinas que estuvieron perdidas en una casa en el bosque.



    Pero todo concluye con esto: Jody tiene una vida dedicada a la danza clásica y Dan es un investigador de monos, y en sus respectivos lugares viven situaciones increíbles. Por otra parte la pareja siente que es acosada por un siniestro fantasma “Mama” y deciden buscar ayuda profesional. Se encuentran rodeados por cámaras, una mucama María muy especial (esta empleada hispana, saca más de una carcajada), y se ven obligados a proteger a todos los integrantes de la familia y deshacerse de esa presencia demoníaca.



    En esta nueva entrega se satiriza a los más grandes éxitos cinematográficos de los últimos tiempos, en diferentes tramos del film se parodia a varios sucesos del cine de terror como: “Actividad paranormal”, “Mama”; “El cisne negro”; “El origen”; “El planeta de los simios”; “La cabaña del terror”; “Sinister”; “Ted”; “Posesión infernal”; entre otras.



    Un film que cumple con los clishés del género, se toma en broma la historia de varias películas, y hace divertir a la platea por un rato con distintas parodias. Cuenta con la aparición de Mike Tyson, Ben Cornish que no es Leonardo DiCaprio pero lo interpreta y Morgan Freeman aporta su voz como narrador en algunas secuencias. Aquellos espectadores que la elijan saben que va a ver a lo largo de casi una hora y media. Después de los créditos aparecen varios bloopers.
    Seguir leyendo...
  • Fernando Iannantuono
    Para asustarse

    Si había algo de divertido en la saga de películas Scary Movie, ya se perdió completamente. Después de 7 años, vuelve con su quinta y peor entrega, donde el ingenio o inteligencia desapareció y ahora se parodian películas de manera torpe y descuidada.
    "Scary movie 5" es una película horrible por diversas razones entre las cuales la principal es sin lugar a dudas que no tiene historia, solo hay inicio y desenlace, el desarrollo son un montón de escenas sin sentido en el medio. Incluso, probablemente peor, no es graciosa por si misma, o sea, si el espectador no vio las películas parodiadas no va a entender absolutamente nada de la trama. No hay comedia en las escenas, solo burlas absurdas de las películas referenciadas.

    Para colmo, los únicos posibles hallazgos dentro de la mediocridad de los chistes, son arruinados por una narración carente de agilidad o ingenio. De esta manera, buenas ideas como la parodia a "Posesión infernal" son arruinadas con un lenta y redundante cadena de eventos donde si en una primera instancia fue divertido ver como se cortó una pierna, va a ser divertidísimo que en la segunda se corte la otra. Asimismo dentro de todo, hay una escena en particular bastante lograda donde la sirvienta comienza exorcizar la casa con un simple papel quemado y rápidamente todo va evolucionando hasta terminar cargando una cruz gigante en clara referencia al Viacrucis. Por supuesto se trata de un milagro de 15 segundos dentro de 80 minutos mediocres.
    Seguir leyendo...
  • Héctor Hochman
    Héctor Hochman
    El rincón del cinéfilo
    Una más y van...

    David Zucker, el director, guionista y productor, supo hacer, allá lejos y hace tiempo, películas paródicas tales como la saga de “La pistola desnuda” (1988/1991), anteriormente “Top secret” (1984), o con la que salto a la fama “Donde esta el piloto” (1980).

    Si bien no es el responsable mayoritario de esta quinta versión de “Una película de miedo”, es su principal guionista. Tampoco es dable decir que haya perdido el tino en la escritura de una comedia paródica. El problema principal radica en la elección del material del que mofarse. Las anteriores tomaban como referentes producciones que si bien no eran considerado cine-arte, se prestaban al objetivo propuesto de la parodia, el consabido cine catástrofe, como “Aeropuerto” (1970), o el cine de espionaje, tomado como referente “La espía que me amo” (1977).

    Ahora el relato se centra casi exclusivamente en “Mamá” (estrenada en la Argentina el pasado 07 de marzo), que si bien es un buen filme dentro se sus posibilidades, y respetando el cine de terror, no tuvo, ni tenía que tenerlo, el alcance de público de otras.

    Entonces llevar al extremo de lo ridículo algo que es de por sí inverosímil, no podía llegar a buenos resultados. Si a esto le agregamos que nada de lo que se articula como caricatura es del orden de lo original, entonces estamos ante un refrito mal concebido, mal desarrollado y peor terminado, ya que ni siquiera el making off del filme promueve alguna mueca similar a una sonrisa. Por ello uno de mis interrogantes radica en saber de qué se reía la gente en la sala, qué era lo que les parecía gracioso o novedoso, operados no sólo por estar predispuestos a ello como lo confesaban a la salida de la proyección.

    El punto es que nadie fue predispuesto a otra cosa, pero cuando luego de un principio promisorio, de unos 10 minutos, exagerando, vemos a Charlie Sheen en un papel que conoce de memoria, el tomarse como punto de partida de la burla, y a Lindsay Lohan riéndose de sí misma, todo cae abruptamente en lo chabacano, grasa y falto de humor, para no levantarse más. Toma otras películas referenciadas, como la saga de “Paranormal”, basura si las hubo, o “Dónde está el fantasma” (2013, o sea este año), aunque la principal sea “Mamá”.

    En el título que me ocupa ni siquiera se cumple el axioma principal de las producciones enroladas en la comedia satírica, o del absurdo (para no repetir paródica), que es sin lugar a dudas tomarse esto del humor muy en serio. Quiero decir que siempre se nota el trabajo desde el guión en las buenos ejemplos, aquí brilla por su ausencia el trabajo a conciencia en el tratamiento del tema, la historia y su realización.

    Es sin lugar a dudas la peor de la franquicia, y en relación a la tercer y cuarta entrega hay que decir que no cualquiera puede superar ese paupérrimo nivel. Esta lo logro, hay que reconocerlo.
    Seguir leyendo...
  • Daniel Garabal
    Daniel Garabal
    Clave Noticias
    Un film que los fans van a disfrutar

    Hay filmes que a un cronista se le hace muy difícil calificar. Este es uno de esos casos. La disyuntiva nace en si el cronista se tiene que fijar en el film como tal o poner el ojo en que se quiso hacer y hacia donde esta dirigido el mismo. Si tomamos la primera opción seguramente Scary Movie V no pasaría la prueba. Si en cambio se toma la segunda la aprobaría con creces. Es que Scary Movie V es quizás de las mejores de esta saga. Salvo la primera que tomaba películas de terror, no el género mismo, sino films puntuales para realizarlas en tren de broma. Esta vez esta tomando como centro una parodia del gran film “Mama” para ensamblarlas con la mayoría de las mas taquilleras películas del genero de los últimos meses. El comienzo del film (y el final ya que termina con un muy buen momento después de los títulos de cierre) comienza con Charlie Sheen y Lindsay Lohan haciendo de ellos mismos y de sus problemas particulares en tono de una muy buena parodia. Luego el film deriva en una historia donde Ashley Tisdale (la rubia presumida de High School Musical de Disney) hace una joven mujer que adopta junto a su marido las sobrinas de este que estaban perdidas en un bosque, tal cual la historia de “Mama”, A partir de allí comienza un encadenado de gags que gustaran, y mucho a los fans del genero y de la saga en particular. Si uno va a ver el film sin haber visto algunas de las películas parodiadas, seguramente le parecerá aburrida y tonta por momentos. Por esto es que Scary Movie V es un gran films para los que disfrutan tanto de las películas de terror como de este género humorístico. Si Ud. No entra en esta categoría, mejor busque en otra sala.
    Seguir leyendo...
  • Agustín Neifert
    Agustín Neifert
    La Nueva Provincia
    Un mamarracho de gags forzados

    Es la quinta entrega de la saga de parodias de películas de terror, iniciada en 2000 por los hermanos Wayans. El productor y coguionista de esta comedia desmadrada es David Zucker, creador en otros tiempos de La pistola desnuda .
    El relato comienza con una breve secuencia con acciones aceleradas, protagonizada por Charlie Sheen y Lindsay Lohan, que luego desaparecen para dar paso a una joven pareja integrada por el primatólogo Dan y la bailarina de danza clásica Jody.
    Un cartel informa que Sheen fue asesinado y que su cuerpo desapareció, aunque continúa de parranda. También habría desaparecido Lohan, mientras que sus tres hijas son reportadas como perdidas en un bosque, de donde serán rescatadas tiempo después en estado semisalvaje.
    Las tres niñas son adoptadas por Dan y Jody y allí comienzan los problemas. Eso ocurre cuando los dueños de casa detectan extrañas actividades paranormales o presencias demoníacas, supuestamente provocadas por la "mamá" de las niñas.
    Dan y Jody recurren a expertos en exorcismos, mientras que la empleada doméstica, una latina regordeta, saca a relucir una amplia gama de conjuros, desde rosarios hasta una enorme cruz de madera.
    Estas variables argumentales conforman un deshilachado hilo narrativo, que sirve de simple excusa para parodiar películas como Mamá, Actividad paranormal, El origen, La cabaña en el bosque, Posesión infernal, Sinister, El cisne negro y El planeta de los simios.
    No todos los fragmentos parodiados o refritos pertenecen al género del terror, pero son útiles para crear un mamarracho de gags forzados, escenas escatológicas, mutilaciones e irreverencias que los autores presumen graciosos, aunque de gracia e ingenio no tienen nada.
    Se sabe que las parodias suelen fagocitarse a sí mismas y es lo que tarde o temprano ocurrirá con estos bodrios. También se sabe que esta clase de filmes suelen tener éxito en Estados Unidos. Y cabría recordar, a propósito, que todos los espectáculos producen una selección natural de espectadores.
    Hacia el final de la película, un personaje afirma a gritos que el ensayo de la puesta en escena de El lago de los cisnes es una "basura". Pero utiliza otro término, más vulgar, que no se puede consignar aquí, aunque bien podría servir para calificar a este filme.
    Seguir leyendo...
  • Catalina Dlugi
    Y para los fanáticos de la saga, esta última tiene un comienzo increíble con Lindsay Lohan y Charly Sheen, donde estos dos personajes amigos del escándalo se toman el pelo a sí mismos de una manera tan divertida que vale hasta para ver el resto de la película, que no es tan original.
    Seguir leyendo...
  • Mauro Jacobo
    Mauro Jacobo
    Cinélico
    La muerte de la parodia

    ¿Cuánto más se puede seguir con este fiasco? Lo más extraño de esta franquicia es que en vez de haber mejorado y pulido su humor, se ha vuelto cada vez más idiota y poco divertida. Ni siquiera tiene sentido como largometraje ya que, como leí en varios comentarios de los espectadores en los medios, presenta 1 o 2 sketches que pueden llegar a sacar una sonrisa. No hay una cohesión que le permita llamarse trama, es todo una farsa unida por hilos casi podridos, es un compendio de parodias fallidas que no funcionarían bien ni en TV por cable.
    Lo loco de todo esto es que todavía queda un grupo de espectadores fieles a la franquicia que hacen que los números al final de su proyección le cierren a los productores. Para "Scary Movie 5" se gastaron 20 millones de dólares y ya lleva recaudados 31 millones a nivel mundial, es decir, que si a este presupuesto le restamos gastos de publicidad y demás yerbas, todavía podrían llevarse al bolsillo unos 5 millones limpios... Incomprensible.
    Hay ciertos chistes mediocres que sólo podrían parecerles divertidos a un descerebrado cholulo que ame la vida privada de las estrellas de Hollywood en decadencia. La escena donde Charlie Sheen y Lindsay Lohan se ríen de sus patéticas vidas más que divertido es lastimoso, o ni siquiera... who cares? Es innecesaria.
    Todo lo demás es cliché, poco brillante y confirma lo que esa vocecita nos decía antes de entrar a la sala: "ya sabés que va a ser mala, malísima, vas a perder tiempo y dinero". Ojalá le den un respiro a este sub género de la comedia que en este momento, puedo afirmar, está en completo estado vegetativo y sin ideas. No se la recomendaría a nadie, ni siquiera a los que generalmente se ríen con esta estupidez. Mejor busquen experiencias nuevas de humor que en vez de seguir arruinándoles el cerebro se los recupere. Amén!
    Seguir leyendo...
  • Leonardo M. D’Espósito
    Usted ya sabe de qué se trata: otro conjunto de parodias veloces de películas de terror que parecen diseñados no a partir de mirar films y entenderlos sino de espiar un rato los trailers. Como suele suceder en estos casos, se parece más a un programa de sketches televisivo que a una obra cinematográfica, incluso a una obra cinematográfica mala. Por cierto, muchos chistes son efectivos, pero a la larga es como estar al lado del alma de la fiesta, que en seguida se pone pesado.

    Seguir leyendo...
Hoyts