Implosión

Crítica de Samantha Schuster - Cinéfilo Serial

El 28 de septiembre de 2004 ocurrió la masacre escolar de Carmen de Patagones, en el cual un alumno de 15 años disparó con la pistola de su padre, que trabajaba en Prefectura, a sus compañeros de clase, provocando la muerte de tres de ellos e hiriendo a otros cinco.

Años después de ese acontecimiento, Pablo y Rodrigo, dos de los sobrevivientes, se ponen al frente de «Implosión», film de Javier Van de Couter, en el cual viajan en busca de su agresor. A pesar del paso del tiempo, siguen lidiando con el pasado que todavía se encuentra presente y los marca día a día.

Si bien «Implosión» es una ficción y se nota el trabajo de guion que hay detrás de cada escena, la misma se beneficia de este aire documental, al estar basada en hechos reales e incluir como protagonistas a los sobrevivientes de aquel hecho. Esto no solo resulta original y arriesgado sino que además nos permite entrar a un universo más intimista y conectar con los personajes desde otro lugar. No son actores, sino personas reales que se están interpretando a sí mismos y que hacen el mismo viaje introspectivo que sus papeles. Ellos también tienen que lidiar con ese pasado latente que vuelve en forma de recuerdos, de conversaciones o de relación con su lugar de origen. Por otro lado, debemos destacar que ambos protagonistas son muy naturales y creíbles.

La película no se centra en la matanza en sí, sino que la usa como excusa o punto de partida para contar la transformación de estos jóvenes, el manejo de una tragedia, la postura frente a la vida, como también observar su relación de amistad. Una historia que por momentos muestra a dos hombres que parecen haber seguido adelante, mientras al segundo este hecho vuelve a surgir porque es un suceso transversal a su vida.

Los aspectos técnicos acompañan bien a la trama, con una cámara que por momentos los sigue muy de cerca, algo que le da dinamismo y movimiento a la historia y que apoya a esta idea de seguir adelante. Lo mismo ocurre con los paisajes, por momentos bastante solitarios, resaltando la figura de los protagonistas y otorgándole un dejo reflexivo, y por otros llenos de gente.

En síntesis, «Implosión» es una película distinta, una ficción que se beneficia de ese aire documental, gracias a que se centra en un hecho real y pone al frente de la historia a los verdaderos sobrevivientes. Un film sobre el seguir adelante, el paso del tiempo, el pasado que se vuelve presente y el convivir constantemente con una tragedia. Con aspectos técnicos acertados y buenas interpretaciones, tenemos un acercamiento al mundo íntimo y sensible de sus protagonistas.

Resumen de críticas