Venom: Carnage liberado

Crítica de Rodrigo Rivas - Cine Argentino Hoy

“Venom: Carnage liberado”. Crítica
La segunda entrega dirigida por Andy Serkis se pone cabeza a cabeza con su antecesora.

Venom: Carnage liberado llega con más acción, comedia y una gran expansión de su universo, lo que puede provocar que Eddie Brock se gane nuevos enemigos.

Dirigida por Andy Serkis, producida y escrita por Tom Hardy, junto a Avi Arad, Matt Tolmach, Amy Pascal y Kelly Marcel. Mientras que el elenco está compuesto por Tom Hardy, Woody Harrelson, Michelle Williams, Naomi Harris, Reid Scott, Stephen Graham y Peggy Lu.

Revivir

La trama centra a Eddie Brock avivando su carrera como periodista y junto a Venom habiéndose transformado en un nuevo justiciero. Eddie entrevista a un asesino en serie, conocido como Cletus Kasady lo que hace que nuestro protagonista vuelva a ser noticia en el mundo del periodismo de investigación y crimen. A pesar de que la carrera de Eddie va en ascenso, Venom no se siente satisfecho debido a que no puede calmar el hambre voraz que tiene, llevando a tener constantes discusiones entre ambos.

Esta segunda parte nos brinda más comicidad con ambos personajes, entre peleas y problemas, como si fueran una pareja en conflicto, hace que esta secuela sea más descontracturada y divertida que su antecesora.

Por el lado de la acción, quien es más participe de ella, es Cletus Kasady y Carnage introduciendo a este nuevo y poderoso villano. Woody Harrelson es un muy buen antagonista para esta secuela, aunque hubiera sido increíble poder ver más de él, teniendo en cuenta que a pesar de que el simbionte es parte de Venom, quien lo hace tan fuerte es Cletus, siendo este un esplendido personaje.

Quien probablemente no hizo tanto ruido en esta película es Frances Barrison quien es encarnada por Naomi Harris. Ella es el interés amoroso de Cletus pero no es un personaje muy vital en la trama, solo es la motivación para que Kasady junto a Carnage provoquen tanto caos. El aspecto dado a su personaje, es muy similar, por no decir idéntico, a Tía Dalma o Calypso de Piratas del Caribe: El cofre de la muerte, interpretado también por Harris. Tuvo una buena actuación, pero es como si al personaje plano que no aporta nada, pudieron haberlo explotado de otra manera.

Un antihéroe letal

La relación entre Eddie y Venom tiene muchos altibajos, mostrando que no solo son compatibles entre ambos, sino que, se entienden mutuamente. Un caso en particular, es el compromiso de Anne con Dan que deja muy sentido a Eddie y a pesar de las burlas o de la manera en la que Venom siempre lo maltrata, ahora funciona más como un psicólogo con él, mostrando su lado más comprensivo.

Ambos comienzan a entenderse mucho más y Venom quiere ser un verdadero héroe, pero a costas de comerse a los tipos malos, lo cual Eddie no deja que haga, lo que trae mucha fricción entre ellos. Aun así, ambos huelen bien el peligro, así como también meten la pata, lo que provoca la creación de Carnage.

Podría decirse que en Venom: Carnage liberado, el poder de la amistad y el amor lo es todo, si, cursi y ridículo, pero es vital por el lado de como Eddie y Venom deben lidiar con lo que se tope a su paso y arreglar lo que provocaron por el bien de los dos, mostrando la verdadera fortaleza de los protagonistas.

Carnage es un digno enemigo, pero teniendo en cuenta que no es compatible con Kasady ya que ambos tienen diferentes motivaciones, no forman un vínculo que los haga fuertes a ambos contra otro simbionte. Venom por otro lado, se muestra mucho más poderoso que en su anterior entrega, ya que lleva tiempo junto a Eddie y conocen las debilidades y fortalezas del otro, algo que Carnage no tiene con Kasady.

Resumen de críticas