Un lugar en silencio: Parte II

Crítica de Alejandra Sarasqueta - La Entrada al Cine

Más que justificados son los miedos y prejuicios ante el estreno de secuelas que surgen, más que por necesidad narrativa, porque la original funcionó. Doble es el mérito entonces de aquellas películas que logran estar a la altura. Este es el feliz caso de Un lugar en silencio 2.

¿De qué se trata?
La familia protagonista de la primera entrega sigue intentando sobrevivir en un mundo donde si hablás o hacés ruido, un monstruo te caza.

Mientras que en la película de 2018, ella (Emily Blunt) está embarazada (andá a dar a luz sin gritar), en la segunda siguen su camino con el bebé (que como todo bebé llora a grito pelado).

Un lugar en silencio 2: ¿terror o suspenso?
Suelo decir que no me gusta el cine de terror, pero en realidad creo que no me agradan las películas de zombies, posesiones, casas embrujadas y todo eso.

Un lugar en silencio, tanto la 1 como la 2, es terror de monstruos, pero tiene mucho de suspenso. La mayor parte del tiempo no hay monstruos, solo temor a que alguien haga ruido.

Segundas partes que sí son buenas

Si bien esta segunda película no agrega ni amplía mucho, tampoco parece forzada. La historia sigue y se siente natural.

John Krasinski (director de ambas y esposo de Emily Blunt en la historia y en la vida) consigue incluir el personaje de Cillian Murphy perfectamente, pero a la vez apoya buena parte de la historia en los hijos de la familia. Me gustó mucho la relevancia que tienen, sobre todo hacia el final.

Fanáticos de la primera no saldrán decepcionados. Un lugar en silencio 2 es una secuela digna, que sigue poniendo el foco justo en cada personaje al tiempo que maneja el sonido con astucia. El fuera de campo le gana al morbo del monstruo, entregando una película de gran nivel en todo sentido. ¡Súper recomendada!

Un lugar en silencio 2 (A Quiet Place 2)
Puntaje: 8 / 10

Duración: 97 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2021

Resumen de críticas