Un cine en concreto

Crítica de Rosana López - Fancinema

CINEMA PARADISO LOCAL

Este documental pasional y de amor cinéfilo nos trae a Omar, un ex albañil devenido en comerciante de zapatillas que también maneja en paralelo su propio cine barrial en el tranquilo pueblito de Villa Elisa, Entre Ríos. Una humilde sala edificada con mucho amor, en primera instancia en parte del terreno materno del protagonista, es fruto del esfuerzo de casi cuatro años.

Para Omar nada fue imposible. Bastaron sus propias manos, un entusiasmo admirable y el cariño que infunde en cada decisión con respecto a su proyecto personal: la construcción de su gran sala de cine. Ese cariño que traspasa la pantalla y emociona al más duro espectador por esa ternura y sencillez de un hombre ordinario y noble dispuesto a “crear cultura”. Lo que se diría una verdadera y disparatada gesta cinéfila.

En Un cine en concreto, la realizadora Luz Ruciello logra con creces retratar a este personaje amante del séptimo arte y el cine argentino de los 60′. Un soñador que defiende estos espacios culturales para el pueblo y, en especial, para el disfrute visual de los niños; y que elige con amoroso cuidado y criterio las obras a proyectar en su especial cinemateca. Relatos, memorias, momentos simpáticos de la cotidianidad de Omar y su mujer quedan impregnados bajo la lente de la cámara de su realizadora en esta pequeña gran obra testimonial que sigue a Omar día a día.

La sencillez, la honestidad y el factor emotivo son parte del microclima intimista que se percibe en el film con la naturalidad espontánea de sus personajes. Tal vez este producto sufra un cambio de formato y calidad de la imagen -meramente técnico y de salto temporal- a mitad de sus últimos 20 minutos, pero amalgama muy bien ese antes y después en la vida de Omar y el destino de su cine. Le otorga esa sensación casera -en el buen sentido- a un relato de un hermoso personaje a la altura del Alfredo de Cinema Paradiso, donde los obstáculos económicos no existen para desarrollar una pasión.

El Prode de los Oscars