Soy tóxico

Crítica de Federico Vargas - Cinéfilo Serial

“Soy Tóxico” es una película dirigida y co escrita por Pablo Parés y Daniel de la Vega, el otro guionista es Paulo Soria. Está protagonizada por Esteban Prol, Horacio Fontova, Sergio Podeley, Gastón Cocchiarale y Fini Boccino.
“Soy Tóxico” es una película que entra en la categoría de cintas post-apocalípticas, donde, en este caso, una guerra bacteriológica convirtió no solo a Argentina sino a toda Sudamérica en un lugar lleno de gente infectada. La temática ya la hemos visto en muchas ocasiones, pero lo que se diferencia en esta oportunidad es el por qué y cómo se desarrolla cada historia.
El film presenta una buena fotografía y ambientación, un poco diferente a lo que solemos ver en este tipo de cintas, toda esa utilización de colores un poco más grises y oscuros sirven y ayudan positivamente a cómo se aprecia la trama.
Uno de los problemas que presenta la película es la tardanza que tiene en explicar ciertas situaciones y flashbacks que tienen algunos personajes, sobre todo con el protagonista. Más allá de que tan solo dura algo más de 70 minutos, algunas cuestiones son respondidas un poco tarde y en momentos innecesarios.
En cuanto a los personajes, no están muy profundizados algunos de ellos, pero la atención se centra más en dos papeles en particular, con una relación que se revelará de forma bastante impactante y que tiene un buen desarrollo.
El maquillaje de los infectados y los pocos efectos especiales dentro de la cinta están bastante bien logrados, aunque por momento no se llega a diferenciar o notar ciertas cosas.
En resumen, “Soy Tóxico” no es una mega producción de película post-apocalíptica, pero es notorio que la cinta busca otro rumbo, ligado más a las relaciones y revelaciones que pueden llevarte a la locura misma en situaciones extremas.

El Prode de los Oscars