Sólo un hombre

Crítica de Sergio Schiavinato - Tierra de Sueños y Pesadillas

Esta pelicula pinta ser un bajonazo terrible pero tiene una magia muy especial; es melancolica pero también tiene mucho humor, sobre todo el humor sarcastico y seco de los ingleses.

Aunque la historia es muy diferente, por momentos me recordó mucho a 'Belleza americana', donde también un protagonista hastiado de su vida monotona descubre que las cosas más bellas también son las más simples. Que en 'Solo un hombre' (terrible moco de traducción, "Un hombre solo" era más acorde) dicho protagonista sea gay tiene que ver más con el contexto social en que se mueve, lo que importa es que la historia de dos personas que se amaban mucho y la tragedia se interpusó. Y sobre lo que cuesta superar ese dolor.

Además, al igual que en 'Belleza americana' acá hay otro gran actor cargando el peso de la pelicula, Colin Firth, que por lo general hace de aristocrata ingles y conservador pero es en este rol tan distinto donde más brilla. Su expresión a traves de unos gruesos anteojos, la atención con la que observa cada detalle, sus modismos sin caer en el recurso barato del "gay loca", todo esta perfecto.

En cuanto a la dirección, me sorprendió mucho Tom Ford sobre todo cuando vi su "prontuario" en IMDB; el tipo es un muy reconocido diseñador de ropas (se nota sobre todo en el cuidado para reconstruir los peinados y la ropa de la epoca) pero esta es su primera pelicula. Una gran sorpresa, muy bien filmada.

No es la gran pelicula romantica pero si es una gran pelicula sobre la vida y su valor.

Resumen de críticas