Showroom

Crítica de Matías Lértora - Cines Argentinos

Lo bueno de Showroom es que aporta aún más diversidad a las propuestas nacionales de los últimos tiempos, además de las películas de género también se van incrementando las variantes de dramas y comedias.
Lo malo de Showroom es que es un drama (con toques de comedia) que no logra movilizar al espectador.
Por más bien que Diego Peretti trabaje es imposible dejar de pensar en “¿Por qué me están contando esta historia? ¿Por qué tendría que ser interesante la vida de un tipo con problemas familiares que vende departamentos?”.
Estas dos preguntas no tienen respuesta a lo largo de la cinta y ahí es donde el film pierde porque no puede validar su supuesto propósito.
Peretti divaga de un lado al otro y no puede encontrar lugar a pesar de decir sus líneas de forma correcta y legitimando un poco, tan solo un poco, a su personaje con habilidad actoral.
La música, fotografía y edición están bien pero sin elementos que sobresalgan para destacar.
En definitiva Showroom se deja ver pero no sorprende.

El Prode de los Oscars