Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos

Crítica de Jorge Bernárdez - Subjetiva

Llegó la Fase 4 de Marvel que combina series de la plataforma de Disney con películas en pantalla grande. Ya vimos las tres series que se habían anunciado y mientras esperamos Spider-Man: No Way Home y analizamos el trailer, se estrena Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos sobre un personaje nuevo para el cine pero no para los comics. La película está basada en el comic pero ya sabemos que el cine tiene su propia lógica y con una base ajena luego toma vuelo propio. Así que superado el tema de cuánto vale la pena que el cine se ajuste a la historieta, pasemos a la película en sí.

Todo arranca con un prólogo en el que se ve a Xu Wenwu (el gran Tony Leung) conquistar diez anillos superpoderosos y armar una fabulosa organización criminal. Xu tiene todo el poder que se pueda imaginar y es inmortal, tiene todo lo que se puede querer pero se topa con una mujer que logra penetrar en su corazón e intenta retirarse. Varios años después, el hijo de esa pareja es un joven asiático que vive en San Francisco recibiendo huéspedes y estacionando autos en un hotel importante.

Shang – Chi (Simu Liu) vive la vida de cualquier joven de la ciudad, tiene una amiga que trabaja con él y se divierte robando coches caros del estacionamiento para correr con ellos. Shang-Chi y Katie (Awkwafina) parecen pasarlo bien con esa vida pero una carta desde Macao va a cambiarlo todo. En esa ciudad la hermana menor del protagonista Leiko (Fala Chen) armó un enorme “club de la pelea” en la que personajes de avería compiten por dinero. Una vez que llegan a Macao, Shang-Chi va a demostrar sus habilidades. El padre lo entrenó desde niño para que sea un perfecto asesino y un experto en artes marciales.

Antes de meternos de lleno en la Fase 4 con Spiderman, Marvel presenta este nuevo personaje que combina al mundo del manga con el del comic y con él de lo que se conoce como Universo Cinematográfico de Marvel (MCU en su sigla en inglés). El resultado es una película de inicio de un personaje con un mundo propio, con elenco asiático en gran parte y con sorpresas que no vamos a develar, pero que además de asegurarse que todo esto está vinculado al MCU que logró cautivar al público globalmente y “arregla” algunos baches o descuidos de la más de veinte películas de la Fase 3, aunque es muy posible que el productor Kevin Faige -la cabeza de todo-, haya dejado esos huecos a propósito para seguir dando sorpresas en las nuevas películas que se anunciaron y seguirán llegando.

SHANG-CHI Y LA LEYENDA DE LOS DIEZ ANILLOS
Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings. Estados Unidos, 2021.
Dirección: Destin Daniel Cretton. Intérpretes: Simu Liu, Awkwafina, Meng’er Zhang, Fala Chen, Florian Munteanu, Benedict Wong, Yuen Wah, Ronny Chieng, Zach Cherry, Dallas Liu, Ben Kingsley, Michelle Yeoh y Tony Leung. Guion: Dave Callaham, Destin Daniel Cretton y Andrew Lanham, basado en los comics de Marvel. Fotografía: Bill Pope. Edición: Nat Sanders, Elísabet Ronaldsdóttir y Harry Yoon. Música: Joel P West. Distribuidora: Disney. Duración: 133 minutos.

Resumen de críticas