Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos

Crítica de Agustín Villegas - La Butaca Web

Marvel se niega a morir! La empresa saco de la galera un personaje que los introduciría a un nuevo genero y, de yapa, haría felices a sus amos chinos. Shang Chi llega al MCU como una propuesta que acercaría al público al genero de las artes marciales que tanto gustó, gusta y va a seguir gustando. Basado en, obvio, el personaje de Marvel Cómics creado en 1973 por el magnífico Jim Starlin en sociedad con Steve Englehart. La idea en principio era lukear con todo el publico que en aquel momento miraba series como KUNG FU o películas de Bruce Lee. La casa de las ideas fue pilla y compro los derechos de FU MAN CHU, personaje creado por Sam Rohner, y a partir de ahí diseñaron al heroe titular como el hijo heroico y experto en artes marciales de éste villano.

La historia se toma un par de licencias copadas con respecto al material original. Se sigue a un Shang Chi (Simu Liu) haciéndose el boludo en California, huyendo de LOS DIEZ ANILLOS (sí, los mismos que secuestra a Tony Stark en la primera película), un grupo terrorista liderado por su inmortal padre, que es, nada mas ni nada menos, que EL VERDADERO MANDARIN, interpretado brillantemente por Tony Chiu. El protagonista cambia de enfoque cuando recibe pistas del paradero de su hermana Xialingv (Zhang Meng’er) y, en simultáneo, es atacado y asaltado por el clan maligno de su padre. Ésto lleva a Don Shang a irse a China a ayudar a su hermana en compañía de su insoportable amiga interpretada por Awkwafina.

El genero de artes marciales cocinado a la Marvel Studios quedo mejor de lo que pensaba. En lo que es coreografías de lucha la película es un diez puntos, porque no solo anaboliza la acción frenética de películas como THE RAID, sino que también suma a los combates unas decisiones visuales loquisimas. En lo que es dirección, cortesía de Destin Daniel Cretton, el proyecto esta impecable, lo mismo con los colores utilizados para los personajes, homenajeando con total lealtad al cine de acción oriental que tan vivo se mantiene y que tanto amamos.

Los actores principales estan bien y solo bien, ninguno de los héroes brilla ni explota de carisma, son héroes y ya, nada del otro mundo ni nada que vaya a ser recordado, ahora cuando hablamos del antagonista ahi si la cosa se pone interesante. En el párrafo anterior no, en el otro, les conte que el malo es EL VERDADERO MANDARIN, esto hace referencia a que el personaje ya apareció en el MCU, mas concretamente, en IRON MAN 3. La idea en aquella película de Shane Black fue polémica en su momento, ya que se eligió a Ben Kingsley (quien tiene una aparición en Shang Chi) para que interprete al villano y, en los trailers, se nos había presentado al personaje como una suerte de Osama Bin Laden. El hype estaba por las nubes y los fans se vieron estafados al ir al cine y encontrarse con que esa versión del malo era literalmente un actor puesto por el personaje de Guy Pearce, que era uno de esos malos de traje y corbata que tan de moda estaban en aquellos tiempos. En lo personal el planteamiento me pareció copado, que el terrorista sea una creación de las grandes corporaciones fue una movida copada y que funciono, pero pocos estuvieron de acuerdo conmigo y ahora Marvel busco redimirse con los fans trayendo a EL MANDARIN a éste nuevo proyecto. Tony Chiu nos brinda a uno de los mejores antagonistas que tuvo Marvel Studios hasta la fecha, un Mandarin (que niega ese nombre y hasta lo considera una ofensa, prefiriendo su nombre original Xu Wenwu) motivado por el amor. Al personaje se le otorgan los diez anillos de poder que lo caracterizan y con un diseño renovado que actualiza el concepto, la motivación de éste guerrero inmortal se basa en el amor mas que en el poder, ya que su plan es rearmar a su familia, en ningún momento planea asesinar a sus hijos, sino que quiere que éstos se sumen en su cruzada para traer de regreso a su difunta esposa y así volver a renunciar a su inmortalidad. Cabe destacar ésta otra licencia, el padre de Shang Chi en los comics es Zheng Zu, una reinterpretación de Fu Manchu creada cuando Marvel Cómics perdió los derechos de éste ultimo, pero en la película se decidió usar al popular nemesis de Iron Man para darle continuidad al universo.

La película tiene algunas fallas con respecto al tono, un error común en las películas de Marvel. La comedia excede toda situación, cayendo en el cliche del chiste fácil y priorizando siempre al alivio cómico que, en éste caso, esta interpretado por la insoportablemente carismática Awkwafina. Simu Liu esta bien como héroe, pero no creo que su personaje logre transgredir demasiado, es poco probable que uno se pregunte por Shang Chi otra vez, al menos por ahora.

SHANG CHI es buena a pesar de que no sea memorable. Visualmente es bastante rica y a nivel historia tenemos una aventura digna y familiar que va a dejar a chicos y grandes con ganas de tirar patadas y piñas a todo aquel que se atraviese en su camino … Porque eso es cool. Marvel Studios se niega a morir!

Calificación 7/10

Resumen de críticas