Recuérdame

Crítica de Fernando Alvarez - Todo lo ve

Demasiados conflictos y tragedias familiares

El joven actor Robert Pattinson es mundialmente conocido por su participación en las exitosas Crepúsculo y Luna Nueva y, por esos trabajos, despertó el fervor de las adolescentes.

Acá es Tyler, el protagonista de este drama romántico que acumula excesivas tragedias familiares. La acción comienza en Brooklyn, en 1991, con una escena de asalto y muerte en el subte. Y luego, se traslada diez años después.

Tyler vive con un compañero en un destartalado departamento, trabaja en una librería y su aspecto es desprolijo. Una tragedia lo separó de su familia (Lena Olin, su madre y Pierce Brosnan, su padre), pero conserva el vínculo con su hermana menor.

Después pasar sus días con varias chicas y, por un insólito giro del destino, conoce a Ally (Emilie de Ravin), la hija del policía (el siempre correcto Chris Cooper, el vecino de Belleza Americana) que lo arrestó por un incidente callejero.

El relato intenta tocar todas las cuerdas dramáticas posibles pero no siempre lo consigue: la mala relación de Tyler con su padre ricachón (¿la sola interrupción de su hijo en una reunión lo hace recapacitar?); la tensión que genera el policía al enterarse del romance; las muertes familiares; la comunicación que mantiene con su hermanita y así.

Los diálogos y las actuaciones no siempre funcionan en Recuérdame. Y todavía falta un detalle que acá no vamos a revelar pero la trama llega hasta el atentado del 11 de septiembre a las Torres Gemelas. ¿No será demasiado?.

Múltiples cabos dramáticos para una historia que intenta ser un cuento inolvidable sobre el poder del amor y la importancia de descubrirlo. Si falta emoción es por la actuación de Pattison, que deambula por la pantalla como si se tratase de un vampiro sin emociones.

Resumen de críticas