Raya y el último dragón

Crítica de Jorge Marchisio - Loco x el Cine

Raya es la ultima sobreviviente de su nación, quienes fueron traicionados por su país vecino Colmillo. Ahora ella sola deberá recorrer todo el mundo en búsqueda de los fragmentos de una gema que saneará el ecosistema, protegiéndolo de unos peligrosos entes. En su camino, Raya ira haciéndose de diversos y pintorescos aliados.

Hoy toca hablar de la nueva película de Pixar, que ya se encuentra en algunas salas de cines locales, y obviamente, en la plataforma Disney+. Comencemos con la review de la sorprendente Raya y el último dragón.

Lo primero a destacar del film es la animación. Y con esto no solo nos referimos al diseño de los personajes, que es hermoso, sino también a la paleta de colores utilizada, mostrándonos un mundo que está repleto de vida, pese a que la misma existencia de todo este planeta fantástico, se encuentra en peligro de extinción.

Ya hablamos de los diseños de los personajes; y para esta ocasión, se decidió darle un tono oriental a todo el film. No solo la apariencia física de los humanos dista bastante de la occidental, el aspecto de los dragones que se usó, es el clásico nipón donde vemos animales más similares a serpientes con pelo, que a dinosaurios alados.

Como toda buena película de Pixar, Raya y el último dragón también tiene un mensaje detrás de la historia principal. Acá la lección es que la humanidad tiene que unirse como sociedad, si quiere salvar a la naturaleza y el medioambiente, y para lograr dicho cometido, se necesita dialogo y comprender al otro sin juzgarlo. Lo bueno es que la moraleja no es invasiva ni refregada en la cara, tapando la propia historia de la película. Una buena demostración de como meter mensajes de forma no forzada.

Pero no todo es perfecto en Raya y el último dragón. Para mencionar algo malo, podemos comentar que la película peca de ser demasiado simple; y cualquier espectador con un poco de cine visto, ya va a saber como se desarrolla la trama pasados los quince minutos. Si bien el film no trata de tontos a los chicos, tampoco se arriesga demasiado y siempre va a lo seguro; siendo quizás lo más novedoso, que nuestra protagonista no tiene un interés amoroso en todo el metraje.

Raya y el último dragón es una clara mejora con respecto a lo visto en Soul. Siendo bastante divertida, bella en su estética y con un lindo mensaje que tanto chicos como adultos debemos llevar a cabo, estamos ante el mejor film animado de lo que va del año.

Resumen de críticas