¿Quién mató a mi hermano?

Crítica de Mariana Mactas - TN - Todo Noticias

En 2009, el adolescente Luciano Arruga, de 16 años, no se presentó en casa de su hermana Vanesa. Fue la fecha en la que empezó la pesadilla, con ella y su madre en largo y penoso peregrinaje cuesta abajo, por los laberintos más oscuros de la violencia y la complicidad policial del conurbano. La tortura en una sede policial que no estaba habilitada para alojar detenidos -hoy espacio de la memoria- y la posterior desaparición de Luciano constituyó un caso conocido, y difundido, de la crónica de la violencia institucional.

Esta película, que arranca con el desgarrador relato de esa hermana en sede judicial, reconstruye la historia de Luciano Arruga a través de los testimonios de familiares, pero también de los que fueron involucrándose para apoyar la lucha por su Justicia.

Resumen de críticas