Nuestros veranos

Crítica de Catalina Dlugi - El portal de Catalina

Valeria Bruni Tedeschi  protagoniza y dirige una película coral, ambientada en un palacio de la Riviera francesa donde se cuentan los dramas familiares de cada protagonista, en algunas escenas fortísimas y sublimes, y otras un poco mas deshilvanadas pero engarzadas en el encanto y con la curiosidad de ser casi todas el resultado de padecimientos autobiográficos.  A la protagonista le paso perder un hermano por causa del sida, y el fantasma se pasea en una convivencia de vivos y muertos, reales  y ficción. También se separó de Louis Garrel, aquí interpretado por Riccardo Scamarsio y su hermana la famosa Carla Bruni esta encarnada por  su amiga Valeria Golino. En el film trabajan su verdadera madre, su abuela y su hija en esos roles. Pero además de las curiosidades y de la capacidad de Bruni Tedeschi para pasar de la desesperación a la banalidad, de la angustia al humor delirante, sabe llegar a momentos realmente fuertes, bien logrados y decisivos, llenos de verdad, como las escenas donde se ventilan abusos infantiles o la confesión de una de las protagonistas de un aborto por conveniencias de su pareja. Más leves y simpáticas se sucedes amores, conflictos del personal de servicio, amantes de ocasión, canciones y borracheras, situaciones resueltas en borrador, pero que redondean un film entretenido, no del todo logrado, pero agradable siempre para el espectador.

Resumen de críticas