Metegol

Crítica de Juan P. Pugliese - Si·Ne

Juan José Campanella vuelve al ruedo con la primera película de animación en la historia del cine argentino. Si bien es una coproducción con España, Metegol es un producto que transpira argentinidad por cada uno de sus poros.

Amadeo es un chico tímido que vive en un pueblito. Está enamorado de Laura, trabaja en un bar y es un eximio jugador de metegol. Pero con el paso de los años, ve cómo su mundo colapsa cuando el Grosso regresa al pueblo convertido en el mejor jugador de fútbol del mundo y con un sólo objetivo: vengar la única derrota que sufrió en su vida en manos de Amadeo.

Es en este momento cuando los jugadores del metegol cobran vida y se disponen a ayudar al joven a recuperar el pueblo que ha quedado en manos del despiadado crack. De esta manera, Capi (voz de Pablo Rago), Beto (Fabián Gianola) y el Loco (Horacio Fontova), secundados por los otros jugadores de plomo, vivirán inusitadas aventuras en las que Campanella y compañía demostrarán que estamos ante un muy buen producto de animación.

Con un presupuesto increíble para una coproducción entre Argentina y España, unos 20 millones de dólares, el director ganador de un Oscar por El Secreto de sus Ojos (2009) trabajó nuevamente con Eduardo Sacheri para realizar el guión del film animado basado en un cuento de Roberto Fontanarrosa, Memorias de un wing derecho. También es de la partida Gastón Gorali pero el gran acierto de Campanella fue el de escribir junto a Sacheri, que saca a relucir todo el folklore del fútbol, la pasión, las rivalidades y la amistad que genera este deporte.

Cabe destacar, además de la calidad de la animación, el excelente trabajo de Campanella al dirigir a los actores que les pusieron la voz a los personajes. Sobresalen, sin lugar a dudas, Diego Ramos personificando al cuasi Cristiano Ronaldo que es el Grosso, Horacio Fontova como el Loco, con su filosofía de cafetín y Fabián Gianola que con el Beto habla en tercera persona y sólo parece preocuparse por sus abultados rulos.

También son notables el trabajo de Pablo Rago como el Capi, el de Miguel Ángel Rodríguez como el Capitán de los bordó (o granate) y sobre todo la interpretación de David Masajnik como Amadeo. El único papel femenino recayó en Lucía Maciel, que le pone la voz a Laura, la pretendida por el protagonista y el Grosso.

En cuanto a la animación, se puede decir que si bien no existe en Metegol la calidad de detalles que se da en la saga de Toy Story de Pixar, como ejemplo de compañía pionera en este segmento; se realizó un trabajo que sentó precedente en la historia del cine argentino. El mismo director ha declarado que espera que Metegol se convierta en el disparador para que se cree una industria de animación made in Argentina.

En cuanto al argumento, Campanella vuelve a plantear el mismo conflicto que llevó a escena con Luna de Avellaneda (2004). En esa película, un viejo club de barrio que vivió sus días de gloria ahora sobrevive gracias a la colaboración de los vecinos y una mínima cuota que se les cobra a los chicos por las clases que allí se imparten. Cuando un antiguo conocido del barrio llega con una jugosa propuesta de instalar un Casino en su lugar, comenzarán a alzarse la voces a favor y en contra del progreso y de los valores que representa la institución.

El director continúa en esa línea argumental y es en el final de Metegol donde las comparaciones son inevitables. Sin arruinar el desenlace diremos que cae en la sobre explicación de lo sucedido y no deja ningún cabo suelto. No obstante, logra tomar el espíritu de Toy Story pero lo incluye en su propio universo donde lo esencial es la familia, los amigos y los valores.

Los críticos podrán sacarse los ojos y discutir horas pero lo cierto es que Campanella hace un trabajo formidable, con más de un homenaje a aquellas películas que lo marcaron como realizador, y sale airoso de este tremendo desafío. Metegol, sin lugar a dudas, es un gol de media cancha.

SI
3/5

Ficha técnica:

País de origen: Argentina, España
Año: 2013
Estreno(Argentina): 25 de julio de 2013
Dirección: Juan José Campanella
Guión: Juan José Campanella, Gastón Gorali, Eduardo Sacheri.
Duración: 106 minutos
Género: Animación
Distribuidora: UIP

Resumen de críticas