Mariposa

Crítica de Flor Salto - Loco x el Cine

No es novedad que alguien se inspire en el viejo y conocido proverbio chino que justifica la teoría del caos para aplicarlo a alguna obra artística. Marco Berger, joven director argentino que en 2011 ganara el premio a la mejor película con temática gay en el Festival Internacional de cine de Berlín con su film “Ausente”, regresa a los escenarios de la comunidad LGTBIQ con una propuesta particular y compleja en la que plantea un paralelismo entre dos historias con cuatro personajes centrales.

Romina (Ailín Salas) es una atractiva chica que, según su guionista y creador, pudo tener dos destinos diferentes, dependiendo de las condiciones dadas apenas por sencillos detalles que se presentan a nuestro alrededor. En una de las realidades posibles, ella es abandonada por su madre en un bosque a la vera de un camino y rescatada por una familia de tres integrantes. Mientras que en el otro universo, la misma niña -aunque ya crecidita- se topa accidentalmente con sus “padres y hermano adoptivos” mientras regresa a casa. En ambas historias, Romina se vincula con las mismas personas, pero en situaciones muy dispares.

mariposa_loco_x_el_cine_2

Sin embargo, lo cierto es que la suerte de cada uno tan sólo puede torcerse un poquito, para luego acabar en el mismo final; tal vez con algún que otro efectito especial agregado. Mariposa está muy bien lograda en la ejecución, ya que no es nada fácil contar todo esto sin saltear algún detalle o pasar por alto cuestiones que hacen a la armonía de las escenas. Cada toma tiene un por qué, sobre todo justificado en primeros planos que le dan al film cierta atmósfera de suspenso. Las insinuaciones son constantes; sonrisas, miradas, piernas, manos, palabras… Romanticismo, si se quiere.

Lamentablemente, y a mi humilde parecer, lo interesante de la premisa se ve opacado por las actuaciones. Es sencillamente una falta de energía, de poder, de expulsar hacia afuera todo lo bueno que abunda en el interior de Romina, Germán, Bruno y Mariela. Quizás yo me equivoque y la intención del realizador fuese la de exponer ese tipo de emoción en el casting, pero yo me quedé con sabor a nada. Especialmente debido a que el encanto del relato recae sobre los hombros de sus intérpretes, ya que se trata de una película sencilla, sin demasiados sobresaltos ni escenarios particulares. Eso sí, lo predecible es indiscutible en los 103 minutos de rollo cinematográfico. Creo que le falta encanto y aprovechamiento de rostros que en pantalla grande se ven muy bien. La metáfora de la Lepidóptera se hace presente en varias ocasiones, pero no alcanza, pese a la belleza de esta especie tan colorida que tiene el reino animal.

mariposa_loco_x_el_cine_3

Algo que sí destaco y mucho -quizás lo que más- es la habilidad con la que está hecho el montaje. El desvanecimiento de una toma para fundirse en otra; misma perspectiva, diferente realidad. Aunque se repite constantemente, funciona.

Si la atención se enfocase más en el potencial psicológico de los personajes y no en la picardía de los mismos, seguramente se generarían mejores reacciones desde el lado del espectador. De cualquier modo, está buenísimo sentirse identificado con algo o con alguien y que haya pequeñas piezas con atractivas sinopsis. Después de todo, lo masivo no se condice con el efecto de un aleteo que puede sentirse al otro lado del mundo y provocar un tsunami.

El Prode de los Oscars