Las estrellas de cine nunca mueren

Crítica de Catalina Dlugi - El portal de Catalina

Una historia de amor entre una mujer que fue famosa en Hollywood, Gloria Grahame, que gano un Oscar (Por su labor de reparto en “The bad and the beautiful “Cautivos del mal” para nosotros, con Lana Turner y Kirk Douglas) y que en sus últimos años se dedico a trabajar en teatro, y un aspirante a actor, que no conocía su fama, más joven, en sus 30 años, que quedó deslumbrado con ella. Peter Turner, de él se trata, escribió un libro en el que se basa la película dirigida por Paul Mcguigan, con guión de Matt Greenhalgh. La intención clara es otorgarle la mística de los romances de película, con sus imposturas y sus tics, y la historia funciona por la gran química que logran un adulto y talentoso Jamie Bell y una maravillosa Annette Bening , que ganara premios por este trabajo. No solo se habla de la historia de amor sino de la enfermedad que la actriz oculta y cuando ya no puede actuar llama a su ex amante, que la lleva a su modesta casa familiar en Liverpool, junto a sus padres. Romance y destino cruel. Pasión y melodrama. Pero estos actores la hacen potable. Algunas líneas de dialogo son deliciosas. Turner le dice a Gloria “te dijeron que te pareces a Laureen Bacall”? Y ella le contesta: Si me lo dijo Humphrey Bogart”. Como una vieja peli de Hollywood.

Resumen de críticas