La noche del demonio 3

Crítica de Ezequiel Coniglio - Cinezalco

Crítica de cine: “La noche del demonio 3” (Insidious 3)
Puntaje: 70/100

Para los amantes del género del suspenso y terror James Wan se ha convertido en una especie de “must” moderno. Es un director y productor que destaca por su calidad de narración, ritmo, planos e iluminación y, si bien no dirige esta tercera entrega, logra imponer su sello nuevamente.
Esta tercera entrega es una precuela que nos sitúa antes de la persecución de la familia Lambert y revele como Elise Rainier acuerda usar su habilidad para contactar a los muertos, con el fin de ayudar a una adolescente que está siendo acosada por una entidad supernatural.
Luego de una pequeña desilusión por la segunda entrega, uno ya iba menos exigente a encontrarse con esta película... aunque, igualmente, iba al cine y le volvía a dar la mano a James Wan... Esta claro que así es como logra que filmes de bajo presupuesto recauden millones alrededor del mundo. La cuestión es que esperando menos, me lleve bastante más.
Si bien no está a la altura de aquella primera Insidious, con su música, ambientes y sustos, esta nueva entrega nos hizo saltar de la butaca en varias oportunidades. Algo para criticar es justamente la falta de una buena banda sonora, cosa rara en una producción de Wan. Sin embargo, los sustos en momentos oportunos y muchas veces no esperados agregan una pizca que le faltaba a la segunda.
En cuanto a las actuaciones, cabe destacar que siempre ha sido un punto fuerte de esta saga y esta no es la excepción. Lin Shaye, quien interpreta a Elise Rainier como en las anteriores películas, vuelve a destacar y conquistar al público amante de esta saga. Además, la dupla de nerds caza fantasmas le aportan esa dosis de humor infaltable en esas películas de terror adolescente.
El guionista y actor Leigh Whannell, fue quien creo esta serie con James Wan y es quien se pone por primera vez en la silla de director para cerrar un filme digno de ver en el cine y que, como tantas otras veces en el cine de terror, abre lugar a un nuevo capítulo en la saga.

El Prode de los Oscars