Implosión

Crítica de Walter Pulero - Cinergia

Repensando la masacre

El 28 de septiembre de 2004 un adolescente de 15 años mató a tres compañeros del colegio y baleó a cinco. Fue declarado inimputable y su paradero hasta hoy en día es un misterio. Este hecho atroz no sucedió en un colegio de Estados Unidos (como estamos acostumbrados a escuchar) sino en la Escuela Media N° 2 Islas Malvinas, en Carmen de Patagones.

El director Javier Van De Couter es oriundo del lugar y vivió allí hasta que fue a estudiar a Buenos Aires. Desde que sucedió la tragedia pensó que tenía que hacer un documental con esa historia, pero en ese tiempo aún no era el momento. Ya pasados más de 15 años, escribió junto a Anahí Berneri el guion de Implosión.

En el año 2004 Pablo Saldías y Rodrigo Torres tenían 15 años, cuando “Juniors” les disparó con el arma que le robó a su padre militar. Hoy esos alumnos tienen más de 30 años y se interpretan a ellos mismos en esta ficción construida como una especie de road-movie que nos lleva a la provincia profunda donde intentarán “reencontrarse” con aquel compañero de clase al que los une un pasado doloroso.

Lo más interesante de esta película es la forma en que se juega con los espacios y cómo para contar esta historia se alejaron de la ciudad. Cómo viajaron miles de kilómetros hasta Gran La Plata buscando la oportunidad de estar más cerca esos años robados pero desde un lugar diferente: no el de la venganza, sino el de la memoria y el relato de esas cuentas mal saldadas.

Implosión no intenta reconstruir la tragedia sino de hacernos ver cómo estos sobrevivientes se enfrentan al recuerdo de esa adolescencia interrumpida. De qué forma es posible perdonar y seguir adelante con sus vidas.

Resumen de críticas