Fortalezas

Crítica de Fernando Alvarez - Todo lo ve

La resistencia desde adentro

"La risa se puede recuperar y cada uno tiene su espejo mágico" se escucha en uno de los tramos de Fortalezas, documental que atrapa por las historias de vida que muestra y porque, fundamentalmente, emociona. El film cuenta las vidas de personas encerradas en diferentes instituciones de reclusión. Así desfilan por la pantalla ancianos, locos, enfermos y presos que buscan oxígeno.

Uno de los más llamativos es Moacir, un interno del Hospital Neuropsiquiátrico Borda, que logra superarse a través de la música. Se lo ve indefenso, pero coherente y con miedo a pasar por la morgue. Por su parte, Julio, es un recluso de la cárcel Nº 32 de Florencio Varela, que lucha por su libertad contra la burocracia jurídica. Manolo, residente del hogar de adultos San José, intenta dejar su silla de ruedas. Y Juanita busca una opción para su corazón. Todos tienen algo en común: sueñan con ver la luz de la calle, estar mejor y no ser olvidados.

También hay un grupo de chicos del colegio secundario que visitan el hospital Baldomero Sommer (antigua colonia de enfermos de lepra) donde viven Adolfo, Angélica y Aníbal, que deciden salir del aislamiento que les impuso el fantasma de la lepra.

Fortalezas reúne testimonios de vida y habla de la resistencia que emprenden estas personas, contra viento y marea, para seguir vivas.

Resumen de críticas