Explota, explota

Crítica de Francisco Mendes Moas - Cine Argentino Hoy

Imposible no cantar. “Explota explota” de Nacho Alvarez. Crítica.
Fiesta, fiesta, que fantástica fantástica esta fiesta.

A pocos días de la trágica muerte de la icónica Rafaela Carrá, se estrena el musical español “Explota explota”. Nacho Alvarez selecciona las mejores canciones de la música, le agrega unos coloridos vestuarios y se burla de la censura durante el régimen franquista de la segunda mitad del siglo XX. Además de ser la última aparición de la cantante en una película. La misma llegará a los cines mañana 15 de julio, una gran oportunidad para volver a revisitar una sala de cine.

Con vestido de novia y lágrimas en los ojos, Maria se sube a un avión para volver a su España natal desde Italia. Sin nadie que la espere al llegar, es hospedada por Amparo, una empleada del aeropuerto. El tiempo todo lo cura y es así como Maria se repone y por azares del destino conoce a Pablo, a quien tu abuela describiría como un buen muchacho. Además consiguió llegar a la televisión y conseguir un trabajo como bailarina en el programa más visto de la televisión nacional.

Las canciones de Carrá no hacen más que transportarte musicalmente a una fiesta. Los carnavales carioca de casamientos, cumpleaños de 15 o alguna otra celebración que fuera musicalizada por la cantautora. Saber capitalizar esto y convertirlo en el espíritu de la película es la mayor virtud del audiovisual. Sin ser el mejor musical español, aunque muy autoconsciente de ello, no pretende más que entretener y alegrar. Una trama poco profunda, casi de culebrón televisivo, con un humor tendiente a la picaresca, hacen de contenedor de varios momentos musicales, de lo más divertidos.

Por supuesto los vestuarios estrafalarios y coloridos no podían faltar en una producción así. La paleta de colores es dominada por saturados colores y mucho brillo, a juego con los decorados. Los bigotes y los peinados hacen su parte también. Podemos observar la utilización de los bellos faciales como símbolo identitario de las ideologías políticas de los personajes. El bigote cortado a lápiz y el pelo prolijo para el censor, defensor de la moral y las buenas costumbres, contra los pelos largos y el tupido bigote del director del programa de televisión, más liberal y contemporáneo.

En todo momento la censura ronda la trama como un oscuro fantasma que todo lo corta con su enorme tijera. Si bien lo vemos reflejado en tonterías como el largo de una pollera o lo abierto de un escote, también podemos observar en la vida del joven Lucas. Obligado a vivir su vida amorosa en completo secreto ya que no corresponde a lo “moralmente correcto”. En la misma época la tenemos a Rafaela con sus canciones, quien algunos años después se convertiría en icono de la cultura queer, logrando sobrepasar la censura de esos años.

“Explota explota” no es ni busca ser la mejor película y mucho menos el mejor musical de la historia. Empero, con un espíritu emprendedor y mucha voluntad logra ser un producto entretenido, capaz de sacar varias carcajadas. La energía y felicidad que ponía Rafaela Carrá se ve reflejada en los momentos musicales, en las actuaciones, en las líneas de diálogo, y no hacen más que sumar para pasar un buen y divertido momento.

Calificación

Resumen de críticas