Dorados 50

Crítica de Ignacio Dunand - El Destape

Amores como el nuestro quedan ya muy pocos

El documental de Alejandro Vagnenkos y Víctor Cruz que se estrena mañana en la señal CINE.AR y en el cine Gaumont recorre diferentes historias de amor de parejas que resisten al paso del tiempo.

Aburrimiento, costumbre y infidelidades, entre otros factores, son causas que generan miles de divorcios en todo el mundo. En este marco ya no es tan habitual encontrar mayoría de parejas que resistan el paso del tiempo. ¿Cómo sostienen dos individuos la llama del amor durante toda una vida? Este interrogante llevó a Alejandro Vagnenkos y Víctor Cruz a crear Dorados 50, un documental que, sin renegar en absoluto de un alto grado de cursilerias, celebra la idea del amor romántico y para toda la vida.

Un sillón montado sobre un escenario de teatro reúne a decenas de matrimonios que comparten sus secretos, anécdotas, intimidades y crisis en el campo amoroso, transmitiendo a cámara las claves para construir un lazo feliz durante tantas décadas. Uno de los puntos fuertes del documental reside en la selección de las parejas: en todos los casos prima la ternura y el compañerismo en los vínculos, y eso puede leerse en cada mirada cómplice entre los enamorados.

En el combo de historias coexisten los primeros encuentros marcados por la emoción, los rechazos a primera vista y los desencuentros que terminaron en final feliz. En todos los casos, Dorados 50 busca darle un sentido lúdico a las narrativas y festejar el amor y todas las vertientes e interrogantes que sufre con el correr del tiempo. En una época donde los romances son efímeros y nada es para siempre, Vagnenkos y Cruz optan por mostrar un conjunto de realidades que -con verdadera convicción- sostienen y creen en el amor "hasta que la muerte los separe".

Resumen de críticas