Cristiada

Crítica de Juan Carlos Fontana - La Prensa

Siempre, la fe todo lo puede

Emocionante es la breve actuación de Peter O"Toole, como el sacerdote Christopher y el de Catalina Sandino Moreno, como la heroína de la resistencia.

El director Dean Wright, que se encargó de los efectos especiales de "Titanic" y "El señor de los anillos", se animó a concretar un "fresco" épico y romántico, sobre la llamada "Cristiada", la guerra que se desató en 1926 en México, por parte de los católicos, cuando el gobierno del recién electo presidente Plutarco Calles (Rubén Blades), de ideología bolchevique, quiso castigar con cinco años de prisión, a cualquier sacerdote que criticara al gobierno, o se atreviera a vestir ropas clericales, en público, incluso a dar misa.

EJERCITO CIVIL

Frente a estas medidas los católicos se organizaron y formaron, junto con una parte de los campesinos, un ejército de civiles, que después de un encarnizado conflicto, en el que tuvo que intervenir el gobierno de Estados Unidos, logró derrotar a los federales, comandados por Plutarco Calles.

El filme de Wright sigue con grandes aciertos el despertar de la conciencia colectiva del pueblo, ante el opresor, al que no le tembló el pulso para fusilar frente a un paredón de la iglesia al padre Christopher (Peter O"Toole), o entrar con sus caballos a una basílica, matar a la mayoría de los fieles y quemar imágenes.

HECHO HISTORICO

"Cristiada" redescubre un hecho histórico no demasiado conocido y sigue los pasos de interesantes personajes, como los de la familia del ex general Enrique Gorostieta (Andy García), su mujer Tulita (Eva Longoria) y sus hijas, las pequeñas Sandra (María Fernanda Urdapilleta) y Luz María (Martha Cecilia Flores). O de Adriana (Catalina Sandino Moreno), la militante católica, que se encargaba de atar una faja con municiones a la cintura de las mujeres, para que se las acercarán clandestinamente a los hombres del ejército de la resistencia.

La película que tiene un cuidado diseño de producción, recuerda a filmes mexicanos, como "Viva Zapata", a la vez que tiene logradas resoluciones de cámara en lo que refiere a los enfrentamentos entre los bandos.

El director Dean Wright tampoco se olvida de reflotar en algunas escenas, el melodrama latinoamericano, a través de la figura de Gorostieta, a cargo de un sólido Andy García y de un personaje como Tulita.

Emocionante es la breve actuación de Peter O"Toole, como el sacerdote Christopher y el de Catalina Sandino Moreno, como la heroína de la resistencia.

Resumen de críticas