Avalancha: desastre en la montaña

Crítica de Pablo E. Arahuete - CineFreaks

A escala de lo esperable

Cualquier película china doblada al español sufre en demasía ese cortocircuito idiomático a la hora de tratarse de un melodrama. Quienes estén acostumbrados a los estilos de actuación en el cine oriental encontrarán que el exceso es habitual en materia de los aspectos dramáticos. Las emociones por ejemplo también tienden a exagerarse.

En este caso, el melodrama viene acompañado del cine catástrofe con un pie apoyado en el peldaño de la acción y otro en el suspenso, que toma como contexto la misión de ascenso de un grupo de alpinistas chinos, quienes buscan llegar a la cima del Himalaya con el fin de ser reconocidos mundialmente, aspecto que les fuera negado en la primera misión por no haber regresado de la cima con una prueba fotográfica.

La mezcla del nacionalismo y el orgullo de los chinos contamina la trama de un desmedido patrioterismo, el cual junto a una banda sonora omnipresente a veces parece transmitir la sensación de una propaganda política algo pasada de moda más que resaltar los valores de una proeza del alpinismo y autosuperación de ese grupo de hombres y mujeres capaces de llevar a cabo la misión y así soportar todo tipo de inclemencias y peligros en cada posta, a medida que el porcentaje de oxígeno disminuye y las altas temperaturas bajo cero conducen directamente a la muerte, cuando no cualquier accidente durante el ascenso, a veces a ciegas y otras sometidos al azar de las fuerzas naturales.

Puede decirse entonces que a la hora de transitar por los andariveles de la acción, el film dirigido por Daniel Lee acopla escenas de alto despliegue visual (cabe destacar que la película fue concebida para IMAX 4D) y tensión para salir airoso y estar a la escala de un Blockbuster de calidad media.

Sin embargo, la suma de los aspectos melodramáticos, una trunca historia de amor y la presencia de lo trágico que envuelve el destino de algunos personajes le quita eficacia a la propuesta cinematográfica en su conjunto.

La presencia de Jackie Chan es un recurso meramente comercial y no gravita en lo absoluto en la historia donde cobra mayor protagonismo como personaje no humano la montaña. Cabe recordar que la película abarca en gran parte del metraje el período de 1970 cuando las travesías humanas de alto riesgo no contaban con los recursos y medios tecnológicos de hoy, elementos necesarios que sin lugar a dudas hicieron posibles muchas otras proezas humanas con el correr de las décadas.

Avalancha: desastre en la montaña es una película ante todo y a pesar de su doblaje para ver en una pantalla de cine.

El Prode de los Oscars