Wifi Ralph

Crítica de Alina Spicoli - Estrelladas TV

Explorando el ciberespacio
“Wifi Ralph” (Ralph Breaks The Internet, 2018) es una película animada de Disney que constituye la secuela de “Ralph El Demoledor” (Wreck-It Ralph, 2012). Rich Moore vuelve a estar a cargo de la dirección, esta vez junto a Phil Johnston. Este último co- escribió el guión junto a Pamela Ribon. Producida por John Lasseter y Jennifer Lee (Frozen), las voces originales de los personajes que ya conocemos vuelven a estar puestas por John C. Reilly, Sarah Silverman, Jack McBrayer, Jane Lynch y Ed O’Neill.

A la vez se agregan caras nuevas con las voces de Gal Gadot, Taraji P. Henson, Alfred Molina, Alan Tudyk, Sean Giambrone y Bill Hader.

Seis años después de los eventos ocurridos en la primera entrega, Ralph (John C. Reilly) y la corredora Vanellope (Sarah Silverman) continúan siendo grandes amigos que se juntan diariamente a tomar algo luego de la jornada de trabajo en el Arcade. No obstante, Vanellope no está del todo satisfecha: al ya conocer de memoria las carreras y
obstáculos que presenta su juego Sugar Rush, el cansancio de la rutina se hace presente a cada momento. Notando esta situación, Ralph decide construir una nueva pista en la tierra de los dulces para alegrar a la niña. Mientras el juego está en funcionamiento, Vanellope se emociona al descubrir lo que hizo su amigo y toma ese camino, lo que produce que el videojuego falle y el volante se rompa. Con la preocupación latente de que Litwak (Ed O’Neill), dueño del negocio, desconecte Sugar Rush para siempre, Ralph y Vanellope se embarcarán en una súper aventura a través del Internet con el objetivo de adquirir un nuevo volante por eBay.

Luego de ver los tráilers, “Wifi Ralph” se convirtió en una de las secuelas más esperadas y el resultado no decepciona. La cinta expande el universo de su antecesora a gran escala ya que nos sumerge en el mundo cibernético, lo que hace que las referencias abunden por doquier. Snapchat, Youtube, Amazon, IMDB, Twitter, Instagram, entre otros, conforman un espacio tan alucinante como atractivo visualmente. No solo eso, sino que también Disney aprovechó la oportunidad de mostrar todas las compañías que tiene en su poderío, tales como Marvel, Star Wars y The Muppets, por lo que será muy entretenido ver a personajes ya reconocidos de otros filmes (Groot, Bay Max, Iron Man, el burro Igor, los Stormtroopers, etc.) en esta película.

Al haber tantos guiños a otras producciones y páginas web, el conflicto principal en cierto punto inevitablemente flaquea. Sin embargo, el filme tiene una atención al detalle magnífica que nos cautiva todo el tiempo por la enorme creatividad que hubo en el proyecto. Así es como veremos qué pasa desde adentro de la red, donde el buscador de
Google actúa con una rapidez absoluta, las publicidades pop-up son tan insistentes como fastidiosas y los virus pueden destruir más de lo que se piensa.

Sorprendentemente, la película no cuenta con un villano marcado. Esto no le juega en contra ya que no lo necesita para dejar moralejas tan necesarias como importantes para la actualidad, las cuales tienen que ver con el odio que existe en la red a través de los comentarios y cómo en una amistad saludable hay que siempre tener en cuenta que la otra persona no nos pertenece.

Párrafo aparte para el momento en el que Vanellope se encuentra con las princesas de Disney, brindándonos un crossover hilarante gracias a un guión estructurado a la perfección. Ariel, Rapunzel, Cenicienta, Blancanieves, Elsa, Anna, Mulán, Pocahontas, Tiana, Bella, Aurora, Moana, Jasmine y Mérida indudablemente son de lo mejor de la película e incluso las frases de sus respectivas remeras combinan con sus personalidades.

“Wifi Ralph” logra ser más que una digna secuela que encantará tanto a chicos como a grandes. Épica, entretenida e innovadora, el encanto de la primera se intensifica, además de que aquí se corrobora que Disney continúa siendo el mejor estudio en cuanto al tratamiento y transmisión de sus mensajes.

El Prode de los Oscars