Spider-Man: Un Nuevo Universo

Crítica de Giuliana Bleeker - Loco x el Cine

Desde que el adolescente Miles Morales (interpretado por la voz de Shameik Moore) fue picado por una araña y adquirió superpoderes, pasa sus días patrullando la ciudad y persiguiendo al villano Merodeador. Para aprender los gajes del oficio, contará con un un gran maestro: el mismísimo Peter Parker. Juntos tendrán que hacer equipo con los Spider-Man de diferentes universos para poder enfrentar el peligro de una amenaza inminente.

La séptima adaptación cinematográfica de Spider-Manrepresenta todo lo que una buena comedia de aventuras de superhéroes debería tener. La recientemente ganadora del Globo de Oro a Mejor Película Animada no sólo mantiene la emoción y el humor clásico de los filmes de la franquicia y todas aquellas enseñanzas morales detrás del “gran poder, gran responsabilidad”, sino que combina de manera innovadora el universo del cómic y el cine con un guión interesante y fresco que no decae en ningún momento.

Escrita por Phil Lord (The Lego Movie) y Rodney Rothman (22 Jump Street), la primera película animada de Sony es una historia alternativa basada en la serie limitada de Spider-Verse (2014-2015), donde asistimos a las más de 40 versiones que el superhéroe arácnido ha protagonizado a través de los años. La cinta presenta a 5 de ellos: Spider-Man Noir, la versión de Peter Parker de los años ’30 en blanco y negro, Spider Ham, una parodia que ve a Peter convertido en un cerdo, Peni Parker, una niña que representa la versión animé de la historia, Spider-Gwen, la clásica Gwen Stacy pero con poderes arácnidos y, por último, Peter B. Parker, una versión adulta y desganada de nuestro querido vecino amistoso. Todos estos superhéroes forman un equipo para ayudar al joven e inexperto Miles a evitar que el poderoso villano Kingpin cree una catástrofe multidimensional con el único fin de traer de regreso a su familia fallecida.

Spider-Man: Un nuevo Universose diferencia de otros films del superhéroe principalmente por su inventiva al crear un híbrido entre la novela gráfica y la película, luciendo una estética y una narrativa muy similar, donde cada personaje es presentado de forma ocurrente y sintética, como si estuviésemos ante un cómic en 3D. Por otro lado, la cinta intenta despojarse de aquellos lugares comunes dentro de la historia de Peter Parker, para sumergirse en las tribulaciones y los conflictos internos de este joven protagonista que tiene en sus manos un importante legado.

Resulta sumamente fácil empatizar con un personaje como el de Miles Morales, un chico agradable, sencillo y con aptitudes de artista que se siente desencajado y desanimado en su nuevo colegio para los hijos de las familias privilegiadas. Gracias a su tío Aaron (sí, otra vez los tíos marcando el camino), Milesencuentra la confianza en sí mismo para darle rienda suelta a su pasión por el arte callejero, una actividad que sus padres no aprueban, ya que esperan que el joven se enfoque en su educación formal y no termine desviándose del camino como los chicos de su barrio o su propio tío.

En el momento en que, a pesar de los miedos e inseguridades, este adolescente comprende que es el único que puede cambiar el curso catastrófico de la historia, la máxima del arácnido toma una dimensión más amplia. No solo un gran poder conlleva una gran responsabilidad, sino que también es necesario una importante fuerza de voluntad.

Por supuesto, no faltan las innumerables referencias al mundo Spider-Man, incluyendo simpáticos guiños a la trilogía de Sam Raimi y el clásico cameo al fallecido Stan Lee, nuestro eterno padre de los superhéroes. Además, cuenta con una escena post-créditos que le hace honor a uno de los memes favoritos de las redes sociales.

Spider-Man: Un Nuevo Universoes una experiencia visual inigualable, que logra contar una historia tan emotiva como esperanzadora, con personajes secundarios excelentemente construidos y un protagonista que ya se perfila como el gran heredero del superhéroe arácnido en el cine.

El Prode de los Oscars