Roma

Crítica de Marcelo Artal - La letra indómita

El capricho de Cuarón

La parafernalia fotográfica de Roma es admirable y seguramente también lo sea la ambientación del México de los 70´. Sin lugar a dudas, es una película íntima de Cuarón, quien atípicamente se tomó una enormidad de licencias artísticas en desmedro del entretenimiento de la audiencia. Roma es estéticamente hermosa y rebosa de detalles mínimos, pero también es lenta, aburrida y poco concreta a nivel narrativo. Más que la obra maestra de Cuarón, pareciera ser su capricho.

El Prode de los Oscars