Bumblebee

Crítica de Patricio Ferro - Loco x el Cine

Bumblebee es una precuela de las cinco películas que forman la saga de Transformers, dirigida por Travis Knight, en su primera película live action luego de una larga trayectoria en el cine de animación. El elenco está conformado por la joven actriz nominada al Oscar Hailee Steinnfield,  John Cena, Jorge Lendeborg Jr,  Jason Drucker, Pamela Adlon, Stephen Schneidery John Ortiz.

La historia transcurre en 1987, cuando B – 127, un soldado rebelde del planeta Cybertron  que forma parte de la alianza rebelde de Autobots, se refugia en el planeta Tierra con el objetivo de armar una base donde reagruparse y así poder vencer a los Decepticons. Pero su plan es descubierto, y debe pasar desapercibido, ya que sus enemigos se unen a fuerzas militares con el objetivo de capturarlo, y se transforma en el auto de Charlie, una joven rebelde pero apasionada por la mecánica.

El principal motivo por el que esta película funciona es la actuación de Hailee Steinfeld, que compone de forma verosímil a esta persona común que se convierte en heroína cuando se ve envuelta en situaciones extraordinarias. Y Travis Knight utiliza su experiencia como animador para crear el personaje de Bumblebee y hacer que sea posible que el espectador sienta empatía con este robot que se transforma en auto. Por eso resulta imposible no pensar en E.T. El extraterrestre, que tiene un argumento similar, pero con logradas escenas de combate .

Desde el punto de vista técnico vale la pena destacar el diseño de producción a cargo de Sean Haworth, quien logra reconstruir de forma nostálgica la década del ’80, y asombrarnos en la escena inicial donde se nos presenta el planeta Cybertron en guerra. Además el uso de tecnología en 3D y los asombrosos efectos especiales hacen que valga la pena verla en cine para disfrutar del espectáculo.

En conclusión, Bumblebee es una película que funciona a modo de precuela, por lo que no hace falta haber visto el resto de la saga para entenderla. Y es ideal para ver en familia, porque apunta a un público infantil, utilizando tecnología de punta al servicio de una historia entretenida.

El Prode de los Oscars