Bumblebee

Crítica de Jorge Marchisio - Loco x el Cine

La joven Charlie casi que padece su adolescencia. Se siente dejada de lado por su familia, a su amado padre lo perdió hace unos años, tiene un trabajo miserable, y no puede reparar el auto que con junto a su papá querían poner a punto. Todo cambia en el día de su cumpleaños, cuando apiadándose de ella, su tío le regala un viejo y destartalado automóvil; lo que ella no sabe es que dicho vehículo es más de lo que parece.

Después de varias películas de cuestionable calidad, pero buena recaudación, nos había llegado la noticia de un spin off centrado en Bumblebee. El escepticismo era obvio, pero al recibir las primeras buenas críticas, había un poco de luz al final del camino. Y por suerte podemos confirmar esas impresiones.

La mayor virtud de Bumblebee es su simpleza. Atrás quedaron enormes batallas con decenas de robots y una cámara con movimientos epilépticos que nos hacía adivinar que estaba sucediendo en pantalla. Un claro ejemplo del cambio de rumbo, es que, en toda la película, solo tenemos guerreros: el héroe y los dos villanos.

Otro punto a favor, es que al final de los créditos, vemos que uno de los productores ejecutivos era Steven Spielberg, y después de ver el film y pensándolo bien, nos damos cuenta que el Señor Spielbergo seguramente metió mano en el proyecto; porque durante las dos horas de metraje, tenemos una sensación a E.T difícil de sacarnos.

A esto debemos sumarle un acertado protagónico por parte de la joven Hailee Steinfeld. La muchachita vuelve a mostrar que es una de las mejores actrices de su generación, y que se puede bancar un protagónico sin dificultades. De hecho, esta en un 90% de toda la película, siendo quizás el inicio la única secuencia donde no la vemos. Y si bien sabemos que John Cena no es ni de cerca un buen actor; el acertado papel que le dieron, le sienta bien al ex wrestler.

Pero no todo está bien en Bumblebee. Parece ser que es una obligación, que, si se tiene a una protagonista adolescente, se la debe mostrar siendo humillada por los populares de su instituto (y es ley que la “mala” sea rubia prototipo de Barbie). Y en este film eso sigue estando presente, pese a que no aporta nada a la trama principal, y solo come minutos de puro relleno que estira el metraje sin necesidad.

Siendo la más simple y sencilla de todas las Transformers hasta la fecha, Bumblebee se posiciona como la mejor y por mucho margen (tampoco la tenía demasiado difícil). Si les gusta la saga, es de visionado obligatorio en el cine; y si solo buscan pasar unas entretenidas dos horas, es una buena opción también.

El Prode de los Oscars